Vélez barrió a Cipolletti en Copa Argentina con un Orellano brillante

Foto: @Velez

Por: Marcelo Patroncini | marzo 1, 2022


De menor a mayor, con paciencia y algo de esfuerzo. El Fortín dejó en el camino al Capataz de la Patagonia con un indiscutible 5 a 0 en cancha de Lanús y se metió en la siguiente instancia de la Copa Argentina donde deberá enfrentar a Independiente Rivadavia de Mendoza.

Cipolletti jugó un buen primer tiempo pero, una vez que lo embocaron, no logró reaccionar. Gestó llegadas por medio de Maximiliano Fornari, ex Sarmiento de Junín, y también con un intento de Diego Bielkiewicz, un viejo conocedor de La Fortaleza que encontró la espalda de Francisco Ortega. Vélez tiró toda su chapa en el sur del Gran Buenos Aires y con eso le bastó para liquidar a su rival.

Después de una serie de remates desviados, la V Azulada abrió la cuenta a los 37 minutos del capítulo inicial. Luca Orellano punteó un centro desde la izquierda y, por detrás de todos, Franco Díaz apareció para empujar el esférico al fondo de la red y vulnerar la resistencia de Facundo Crespo.

Vélez mostró su mejor versión en la complementaria. Orellano, en un período formidable, avisó en la primera de dicha etapa con una linda acción personal que acabó rematando alto. Cuando iban 5, el número diez del elenco de Liniers brilló con una gran corrida y una asistencia a Mateo Pellegrino que clavó un zurdazo inatajable para el arquero de Cipolletti.

Orellano fue por más. Tuvo un zurdazo que tapó Crespo a los 7 minutos. Sin embargo no se dio por vencido y, un rato antes de la media hora, metió un pase maravilloso para que Julián Fernández corra media cancha cara a cara con el guardameta rival. El juventil no falló y con un disparo seco puso las cosas 3 a 0 en la tardenoche de Lanús.

Lo único que le faltaba al Fortín para colocarle la frutilla al postre era un gol de Orellano. El mismo llegó cuando iban 32 en la complementaria. Con la 10 en la espalda, el atacante que se llevó un 10 en la boleta de calificaciones, recibió por derecha, buscó el hueco, y castigó contra el primer palo para bajarle la cortina al partido. El último del encuentro fue prácticamente de contra y con Santiago Castro empujándola en el área chica.

Cipolletti se despidió muy temprano de la Copa Argentina dejando una buena imagen nomás en algunos pasajes del capítulo inicial. Vélez goleó 5 a 0, se metió en ronda de dieciséis, donde ya lo estaba esperando Independiente Rivadavia que se había quedado con el clásico de Mendoza ante Gimnasia.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente