SPORTIVO ITALIANO 0 – LUJÁN 1 – REZA POR EL ASCENSO

En el inicio de la fecha número 29 de la Primera C, Sportivo Italiano volvió a dejar una pálida imagen al caer en su casa por 1 a 0 con el gol de Andrés Guzmán en el complemento. De esta forma, el Lujanero continúa escalando posiciones en la tabla de posiciones y alcanzó el segundo lugar, mientras que el Azzurro se fue insultado por su propio público.

Ambos llegaban con la necesidad de llevarse los tres puntos. Por un lado, el dueño de casa necesitaba comenzar a sumar de una vez para intentar soñar en las últimas jornadas con poder clasificar al reducido, algo que parecía utópico. Por el otro, la visita que estaba afianzado en el lote de los de arriba, y con la ilusión de poder pasar a Central Córdoba de Rosario en el segundo lugar.

En el primer tiempo, el Tano arrancó con pocas ideas y con muchas dudas en el fondo, aunque contó con la primera ocasión clara de gol sobre los 10 minutos con un tiro libre de Burzac que se estrelló en el travesaño. Los comandados por Osbaldo Ruggero eran claros dominadores y aprovechaban las desatenciones rivales para generar chances para intentar abrir el marcador, aunque no estuvieron finos y fallaron goles insólitos. El Local tuvo dos chances más en esa primera mitad, con otro tiro libre de Burzac y un remate de Facundo Diz que quedaron en la nada.

En el complemento, la visita golpeó de arranque. Tras un centro desde la derecha, y un mal cálculo de Zappacosta, Guzmán lo aprovechó para empujar la pelota al fondo del arco y poner el 0-1 a los 9 minutos. Tras el gol, el Azzurro sintió el golpe y si bien tuvo una chance manifiesta con un remate de Marclay pero se estrelló nuevamente en el travesaño. Los de Ruggero tuvieron varias chances para liquidar la historia con contraataques pero volvió a fallar en el último toque y fue así como terminó con un resultado corto, pero merecido.

Fue final en el República de Italia. Sportivo Italiano volvió a sumar un nuevo golpe que lo deja lejos de la pelea por un lugar en el reducido, y que hizo que su gente lo despidiera con silbidos e insultos. Todo lo contrario por el lado de Luján, que quedó como escolta de Defensores Unidos, y se ilusiona con poder pelear por el ascenso directo en la recta final del campeonato.