Otro lunes en la oficina para los de arriba en la Liga Nacional

Con los PlayOffs a la vuelta de la esquina, casi todos los equipos se están jugando cosas en los últimos partidos. En esta jornada de tres encuentros, los ganadores fueron Gimnasia de Comodoro Rivadavia, Peñarol de Mar del Plata y San Martín de Corrientes. 

Riachuelo (La Rioja) 81 – Gimnasia y Esgrima (Comodoro Rivadavia) 87

El comienzo del partido fue en su totalidad para el dueño de casa, en el Estadio Super Domo. Los dirigidos por Daniel Farabello fueron una aplanadora y consiguieron una ventaja de 9-0, después de tres triples consecutivos. El primer cuarto mostró dos estilos de juego muy distintos, con el verde sumando en la pintura, mientras que El Eterno le sacó provecho al tiro de larga distancia. Los roles se dieron vuelta en el segundo asalto, con dos parciales 9-0 para la visita, primero para pasar al frente (26-24), y luego para mandar el juego al entretiempo 41 a 35.

El quiebre del partido se dio en el tercer cuarto, cuando el Mens Sana desplegó todo su arsenal ofensivo. El ingreso de sus titulares fue fundamental para mantener el ritmo de juego, en los dos costados de la cancha. La lluvia de triples fue muy fuerte en este cuarto para Gimnasia, anotando 7 de 10 intentos. Con el partido ya definido, la ventaja máxima llegó a ser de 14 puntos en el período final, pero el equipo riojano vendió cara su derrota y llegó a ponerse a tres (78-75). Con el tiempo a su favor, el escolta de la Liga se terminó llevando la victoria 87 a 81. 

Gentileza: Guillermo Ruarte

Peñarol (Mar del Plata) 84 – Platense 49

El partido con mayor diferencia entre los equipos fue el disputado en el Polideportivo Islas Malvinas. La primera mitad mantuvo un goleo bastante bajo, donde a los dos les costó mucho poder descifrar la defensa contraria. El Milrayitas hizo su negocio atacando a través de la zona pintada, mientras que el Calamar estuvo más preciso en el triple. El equipo marplatense dominó el cierre del primer asalto, y aunque el marrón levantó el nivel, el segundo cuarto terminó 31 a 28 para Peña.

Otro partido comenzó en la segunda mitad del encuentro, donde los dirigidos por Leandro Ramella ajustaron en ataque y defensa para liquidar el partido. En solo cinco minutos, el local sumó un parcial 16-0 (47-28), donde el ataque visitante quedó anulado. La máxima diferencia llegó a ser de 22 puntos, situación que obligó a un tiempo muerto por parte de Alejandro Vázquez. La sintonía continuó de la misma manera en el asalto final, donde el dueño de casa aprovechó para estirar las diferencias y darle minutos a los suplentes. El resultado final fue 84 a 49 para Peñarol, que sigue expectante y depende de sí mismo para terminar segundo.

Gentileza: Demian Schleider

La Unión (Formosa) 66 – San Martín (Corrientes) 81

El último juego de la noche se disputó en el Cincuentenario de Formosa. Los primeros minutos presentaron una formación inicial en La U, que dominó la pintura y los rebotes en toda la cancha. La diferencia quedó traducida en el marcador cuando finalizó el primer asalto 22 a 15, aunque el segundo no le fue para nada favorable. El rojinegro encontró variantes en los relevos y, gracias a su aporte, levantaron una desventaja de 10 puntos (29-19), para irse ganando al entretiempo 42 a 33. La parte más aceitada del equipo de Diego Vadell fue la defensa, que cortó los circuitos de juego del formoseño. 

Los equipos volvieron al parquet dejando las defensas en los vestuarios, pero no así la intensidad en la pista. El tercer período fue un intercambio de bandejas, cortes y tiros contra el tablero. Las faltas fueron un problema para los dos, pero principalmente para San Martín, que se llenó de faltas y envió seguido a La Unión a la línea de tiros libres. De igual manera, la ventaja llegó a ser de 15 puntos en el tercer asalto para el Santo y, gracias a esta renta, terminaron adjudicándose la victoria 81 a 66, en un cuarto final muy lento y con muy pocos puntos.

Gentileza: Prensa La Unión