Noche redonda para los últimos finalistas 

La Liga Nacional continúa con su programación previa al parate por la ventana FIBA, y en la jornada del miércoles nos entregó dos duelos. En el primer turno, Quimsa venció a Platense en Vicente López. Mientras que, Instituto se impuso a Ferro en Córdoba.

Platense 67 – Quimsa (Santiago del Estero) 70

Los primeros minutos del duelo disputado en Vicente López fueron muy cerrados, y con mucha paridad. Las defensas fueron las protagonistas del primer cuarto, donde solo permitieron anotar 14 puntos cada una. El equipo de Alejandro Vázquez planteó una defensa en zona, aunque el conjunto santiagueño lastimó desde el tiro exterior. Por su parte, el equipo visitante impuso una defensa alta, obligando a Platense a sumar en la pintura. Con un goleo muy bajo, la primera mitad terminó 28 a 25 a favor del marron

Los últimos dos períodos mostraron la mejor versión de Quimsa, que ajustó en ataque y logró conseguir una ventaja. El elenco comandado por Manuel Córdoba aprovechó los errores locales y lastimó mucho jugando al contragolpe. La actuación más destacada en la Fusión fue la de Brandon Robinson con 18 puntos. El asalto final mostró la mejor cara de los equipos, con un constante ida y vuelta en los dos costados. Con el correr de los minutos la visita aguantó el resultado, y se terminó quedando con la victoria 70 a 67.

Instituto (Córdoba) 83 – Ferro Carril Oeste 65

El segundo y último partido de la noche se disputó en el Estadio Ángel Sandrín, en una nueva presentación del último campeón. El arranque del compromiso fue favorable para el dueño de casa, que doblegó al verdolaga con una buena defensa. Los dirigidos por Federico Fernández aprovecharon unos minutos de desconcentración del conjunto cordobés para recortar la diferencia. La ventaja a favor del Albirrojo llegó a ser de dos dígitos, pero la visita decoró el resultado para que la primera mitad termine 36 a 29 para Instituto. 

La brecha entre ambos equipos no hizo más que crecer en la segunda mitad. Precisamente en el tramo final del tercer cuarto se produjo el quiebre, cuando la ofensiva de Lucas Victoriano logró burlar a la defensa de Caballito. Con el partido ya resuelto, ambos entrenadores decidieron darles minutos a casi todos sus jugadores, y en el local todos terminaron sumando puntos. El resultado final fue 83 a 65 para la Gloria, que continúa invicta jugando en condición de local por la Liga Nacional.