Liverpool venció con lo justo a West Ham y quedó a tres del City

Los Reds hicieron los deberes en Anfield y vencieron por 1 a 0 a los Martillos por la fecha 28 de la Premier League. El equipo de Jürgen Klopp recortó distancia con el City que mañana jugará el clásico de Manchester en un partido sumamente caliente por la definición del campeonato en la elite inglesa.

No fue un trámite para Liverpool y, seguramente, más de uno deberá tomar un ansiolítico para relajarse por el gol que se perdió Manuel Lanzini para West Ham así como también para aguantar sin morderse las uñas hasta que los Citizens completen la jornada recibiendo en su casa al United.

Los de Londres coquetearon con el gol durante la primera media hora del encuentro. Michail Antonio exigió a Alisson que manoteó el zurdazo y terminó mandándola al techo del arco. El delantero volvió a probar suerte más tarde pero el guardameta brasilero respondió nuevamente con creces así como también lo hizo para frenar un buen intento del checo, Tomas Soucek.

Liverpool abrió la cuenta cuando, posiblemente, menos lo merecía. Trent Alexander-Arnold castigó con un derechazo en la puerta del área grande que parecía perderse por línea de fondo hasta que Sadio Mané apareció por detrás de todos para empujar la redonda y vulnerar la resistencia de un West Ham que reclamó offside pero el VAR demostró que el africano estaba milimétricamente habilitado.

Con el 1 a 0, el espectáculo en Anfield cobró en brillo. Los de Klopp estuvieron cerca de estirar la diferencia a los 32 minutos con un tiro libre de Alexander-Arnold que le sacó astillas al palo derecho de Lukasz Fabianski. Y después se dieron dos ocasiones, una por bando, dignas de un infarto masivo. Aaron Cresswell le sacó en la línea el tanto a Luis Díaz mientras que, en el costado opuesto, le ahogaron de la misma manera el festejo a Pablo Fornals casi por duplicado.

La complementaria fue vibrante pero tal vez con menos situaciones claras. El colombiano Díaz, una de las figuras indiscutidas de la noche inglesa, contó con dos tiros que despintaron el caño derecho de Fabianski. Mohamed Salah, peleado con las redes opuestas, probó desde la medialuna sin fortuna. Sin embargo, la más clara fue una de Lanzini a 20 para el epílogo. El ex River remató y encontró la notable salvada de Alexander-Arnold. La pelota le quedó nuevamente al argentino que, inexplicablemente, la mandó por arriba del travesaño con todo el arco a su merced.

West Ham pudo agarrar mal parado a su rival en alguna réplica, buscó y mereció algo más que volverse a Londres con las manos vacías. Liverpool ganó 1 a 0, quedó a tres unidades del Manchester City que mañana jugará el derbi de la ciudad contra el poderoso United y, de todos modos, la recta decisiva de la Premier League estará pintada de rojo y celeste.

Foto: Photo by Clive Brunskill/Getty Images

Acerca de Marcelo Patroncini 17348 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web