LEANDRO N ALEM 2 – ARGENTINO DE QUILMES 1: UNA PIÑA A MONZÓN

El Mate perdía en General Rodríguez con un tanto que desató dudas por la posición del arquero, Lisandro Mitre. No obstante, en una ráfaga, todo pareció torcerse en favor del conjutno de la Barranca cuando el Lechero se quedó con diez hombres y a la jugada siguiente llegó el empate. Sin embargo, el elenco de Daniel Cordone, en desventaja numérica se quedó con los tres puntos sobre el epílogo tras derrotar por 2 a 1 a los dirigidos por Pedro Monzón que recibieron un fuerte golpe en el oeste bonaerense.

Leandro Nicéforom Alem logró su cuarta victoria al hilo para meterse en la pelea de arriba, olvidarse por un buen rato de los promedios, e incluso soñar con una posible clasificación a la próxima edición de la Copa Argentina. Argentino de Quilmes, cortó un invicto de siete encuentros que le habían servido para salir del fondo de la tabla de posiciones.

El primer tiempo tuvo poco y nada. Por el local algunos destellos de Maximoliano Rogoski mientras que la visita, recién sobre el cierre del capítulo inicial, contó con un remate de Mariano Martínez que agarró a contrapierna a Claudio Paz pero salió desviado. Lo que sí estuvo linda fue la complementaria en un cotejo donde por un lado había un ex Racing dando órdenes y, por el otro, alguien que supo defender la camiseta de Independiente de Avellaneda.

A los 3 minutos de la segunda parte, Argentino de Quilmes se salvó de dos remates en el área menor hasta que Ramiro Luna le pegó de media distancia. El remate lo rechazó el guardameta pero Juan Ledo, apoyado en el juez de línea, convalidó la conquista por considerarar que el esférico traspasó la línea de gol. Protestas del lado visitante y festejos por el lado de Alem, arrojaron algo de pimienta a un encuentro que hasta ese entonces venía muy tranquilo.

Los roces, las faltas y la poca autoridad del colegiado llevaron a que Federico Moreira golpee a un rival, vea la roja directa y deje al Lechero con diez hombres. Automáticamente, el Mate salió con todo a igualarlo y en la primera que tuvo, Carlos Tellas, facturó aprovechando una gran siesta de los centrales del dueño de casa. Después Paz tuvo que lucirse, estirarse y volar como si fuese un adolescente cuando realmente está próximo a cumplir 600 cotejos como profesional.

Cuando parecía que la contienda iba camino al empate, llegó un avance local que quedó en los piez de Federico Matteri para sacar ese zapatazo victorioso que desató la locura en General Rodríguez. Después hubo dos oportunidades para que los del sur del Gran Buenos Aires lo igualen pero ni Nahuel Arias ni Rodrigo Marothi estuvieron finos en tiempo de descuento.

Argentino de Quilmes venía de vencer a cinco rivales por nocáut y quería cobrarse otra víctima después del empate técnico con Deportivo Laferrere. Sin embargo, Monzón fue el que recibió una piña de este Leandro Nicéforo Alem que le ganó 2 a 1 y se prende en la lucha de arriba.

Acerca de Marcelo Patroncini 17918 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web