JUNIOR 1 – IND. SANTA FE 1: CON GUSTO A POCO CAFÉ

Jugaron a no perder ya que se enfrentarán el próximo domingo por los cuartos de final en la liga doméstica. Ambos sabían que este partido no definía nada y prefirieron no arriesgar. Ambos serán rivales de River y Fluminense en este grupo D de la Copa Libertadores.

Si bien, las comparaciones son odiosas, hay una pequeña semejanza en cuanto a lo sucedido con Boca y River cuando debieron jugar por el campeonato local y a los pocos días o semanas, hacer lo mismo por Copa Libertadores (Tanto en el 2015 como en el 2019). El primer encuentro es en el que los dos equipos se analizan y plantean un partido táctico y con poco juego, para estudiar a su rival, sin ir demasiado lejos.

Algo parecido sucedió con el match entre los dos conjuntos colombianos. Tanto los dirigidos por Luis Perea como los de Harold Rivera no se apuraron a la hora de mandar a su equipo al ataque y decidieron ser más cautos. Además, saben que este es recién el comienzo de la copa, mientras que el domingo jugarán la ida por los cuartos de final en el torneo local.

Hasta la media hora, el encuentro fue como lo indíca una frase repetitiva: “mucho ruido y pocas nueces”. Hasta que el equipo local se despertó. Lo hizo a los 31´ con un disparo potente desde la medialuna al primer palo del jugador Fredy Hinestroza, ahí cambió el marcador a 1-0.

La alegría duro poco. Pasaron dos minutos cuando Jhon Arias entró al área por el costado izquierdo y el defensor Willer Ditta, en su afán por sacar a su rival legalmente, usó su brazo y lo tiró al piso. No le dio otra opción al árbitro Jesús Valenzuela mas que cobrar penal para El Cardenal. Kelvin Osorio fue el que lo intercambió por el gol del empate.

Decir que los goles levantaron el partido sería faltar a la verdad ya que ambos se cerraron mejor y la mayoría de las chances concretadas por cada uno fueron de pelota parada. La única jugada colectiva diferente fue al minuto de la etapa complementaria cuando Fabián Ángel le dio la habilitación a Miguel Borja para que corra con la pelota y antes que se le cruce el defensor, mientras entraba por el vértice derecho del área grande, el ex Palmeiras pateó cruzado al arco y el esférico pasó cerca del arco defendido por Leandro Castellanos.

La historia será diferente cuando ambos equipos se enfrenten por la liga el próximo domingo y luego en el partido de vuelta. Este terminó con un empate que dejó sabor a poco para ellos y quizás le pudo haber venido bien a River y al Fluminense que también dividieron puntos en Brasil. La próxima jornada, Junior deberá viajar a la Argentina para competir ante el equipo dirigido por Marcelo Gallardo, mientras que Independiente de Santa Fe se quedará en su casa para recibir al conjunto brasileño.