HURACÁN 4 – SP. CRISTAL 2: BOCK ABAJO, CRISTAL ARRIBA E IMPERIAL EL UNO

El Globo derrotó al Cervecero en Parque de los Patricios por 4 a 2 en una nueva fecha del grupo cuatro de la Copa Libertadores. De esta manera los dirigidos por Eduardo Domínguez treparon al segundo lugar de su zona superando a los peruanos que, hicieron un brillante trabajo en el Ducó, pero no les alcanzó para sumar unidades en un encuentro que puede ser decisivo a la hora de la clasificación a la siguiente fase.

Huracán no la pasó bien en su casa, sin embargo ganó igualmente con un gran olfato ofensivo porque, en verdad, fue Sporting Cristal quien propuso más en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. De hecho la primera situación clara del encuentro fue un remate de Gabriel Costa que Marcos Díaz salvó con los pies cuando apenas iban 4 minutos. La visita dominaba a su antojo e incluso le ponía una pausa a la contienda que descolocaba a su rival. En ataque lastimaba por las bandas donde los argentinos hicieron agua bajo la tenúe garúa que cayó durante gran parte de la tardenoche. Fue así como pasado el primer cuarto de hora llegó la gran jugada personal de Santiago Silva Gerez que enganchó en el área grande, se sacó con clase la marca de dos hombres, y estampó el 1 a 0 para el conjunto Celeste.

Parecía que se le venía la noche al Quemero porque tropezaba en el Ducó y sufría bastante. Fue Díaz quien salvó milagrosamente la segunda caída de su valla a los 21 al quedarse con un mano a mano frente a Costa. Era todo del Cervecero hasta que en un contragolpe, Ramón Ábila se encontró una pelota picando en el rectángulo mayor y definió por encima del cuerpo de Diego Penny Valdez para sentenciar la igualdad en Parque Patricios.

Rápidamente cambió la mano en el Ducó porque a la media hora, «Wanchope» Ábila esbozó un quiebre de cintura en zona peligrosa y definió con calidad para darle la ventaja parcial a los de Domínguez que deliraban con el triunfo que les devolvía esperanzas de seguir con vida en el torneo continental. Sin embargo, cuando la primera etapa parecía apagarse, llegó la partidad en el marcador nuevamente a través de Martín Calcaterra, quien capitalizó un rebote corto de Díaz y mandó la pelota a la red para irse al descanso con el juego empatado en dos.

En el comienzo de la complementaria fue Sporting Cristal quien volvió a tomar las riendas y arrinconó al dueño de casa. En los primeros 180 segundos, Díaz salvó muy bien un fortísimo disparo de Costa y, magistralmente, una chance clarísima de Irven Ávila. La visita jugaba con velocidad, con certeza en los pases y superaba a un Huracán que se encontró con un gol de otro partido a los 23 minutos para torcer definitivamente la historia en Argentina. Alejandro Romero Gamarra le pegó de primera, con chanfle, y a la carrera en el vértice del área grande para colocar la pelota contra el poste izquierdo de Penny Valdez y poner el 3 a 2.

Díaz volvió a salvar al Quemero cuando logró desviar con la yema de sus dedos un intento de Calcaterra. A los 38 de la etapa final llegó la provisoria tranquilidad para el Globo cuando Ezequiel Miralles saltó del banco de suplentes al campo de juego, mientras el juego estaba detenido por una pelota parada. En cuanto se puso en órbita el esférico el ex Defensa y Justicia conectó de cabeza, en su primera intervención, para clavar el 4 a 2 que, a la larga, sería definitivo. Sin embargo el arquero local fue noticia una vez más porque el Cervecero estuvo cerca del descuento con dos tiros a quemarropa de Sebastián Ramúa que fueron resueltos por una extraordinaria doble tapada del uno.

Huracán ganó una verdadera final para seguir con vida en la Copa Libertadores y trepó al segundo puesto de un grupo que ya tiene clasificado a Atlético Nacional para la siguiente fase. Sporting Cristal perdió 4 a 2 a pesar de merecer mejor suerte en Parque Patricios. Sin embargo el Celeste no pudo con una actuación imperial del arquero y del goleador que tiene el conjunto de Eduardo Domínguez.

Acerca de Marcelo Patroncini 17884 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web