Grandes partidos en una calurosa noche

Foto: Agustín Lucero.

Por: Emiliano Zich | enero 12, 2022


En una noche de puro básquet, y también de mucho calor, Villa Mitre, Independiente de Oliva y Estudiantes de Olavarría lograron festejar. San Isidro, que se iba a enfrentar a Libertad de Sunchales, se quedó con el triunfo por casos de COVID-19 en el equipo santafesino.

Villa Mitre (Bahía Blanca) 74 – Gimnasia y Esgrima (La Plata) 69

El partido inaugural de la jornada fue parejo, desde el inicio hasta el final, pero los locales mantuvieron el nivel y se quedaron con el triunfo. En los primeros minutos fue donde Villa Mitre logró sacar una ventaja en el marcador que le dio una leve tranquilidad. Las defensas altas planteadas por los locales nublaron los ataques del Lobo, que nunca se sintió del todo cómodo y tuvo pocas ocasiones en las que planteó su ritmo de juego. Con el marcador de su lado, los bahienses se quedaron con el primer tiempo 46-37.

La segunda parte fue similar, lo único, que contó con más fallos en los tiros por ambas partes. Las defensas planteadas por los dos elencos fueron buenas, donde generaron muchas pérdidas y malas selecciones de tiros. La ventaja sacada en el primer tiempo le sirvió a Los Guerreros para no perder las riendas del partido. Sobre el final la historia parecía torcerse, pero con una gran efectividad desde los tiros libres, el elenco local festejó el 74-69 final.

Foto: Agustín Lucero.

Rivadavia Basket (Mendoza) 58 – Independiente (Oliva) 88

Para el segundo encuentro, llegó un partido tranquilo, sobre todo para la visita. Los campeones del Super 8 se hicieron fuertes en Mendoza desde que la pelota se lanzó al aire. Con un primer cuarto aplastante, los de blanco sacaron una buena ventaja que los dejó muy cómodos en el tanteador. Los mendocinos, que arrancaron de atrás, mejoraron en el segundo chico con defensas más agresivas. La diferencia en el luminoso no pudo bajar por mucho y quedó 43-19 del lado visitante.

El inicio del complemento lo tuvo a Rivadavia mejor parado, en gran parte por lo relajado que entraron los de Oliva, y con ello el marcador bajó. Aunque los locales se encontraron en el partido, Independiente aceleró en el tramo final, mejoró sus defensas, sus ataques fueron más efectivos y no dieron chance alguna a Rivadavia de acercarse. El tanteador terminó mostrando un 58-88 a favor del equipo visitante que estiró su liderazgo en la Conferencia Norte.

Imagen
Foto: @sociosidscoliva.

Tomás de Rocamora (Concepción de Uruguay) 75 – Estudiantes (Olavarría) 87

Para el final del día, llegó otro partido que fue interesante y atractivo, que se definió en el segundo tiempo. Los de Olavarría lograron golpear primero, sacaron una buena ventaja a base de ataques sumamente efectivos, y bloquearon a su rival en defensa. A Rocamora le costó reaccionar en el primer cuarto, pero el segundo período los agarró mejor parados y aprovecharon eso para recortar lo perdido en el asalto anterior. Con un gran primer tiempo, sobre todo en lo defensivo, Estudiantes se quedó con el 50-41 de su lado.

Luego del descanso largo volvió a suceder lo mismo: Estudiantes fue más intenso en defensa, aprovechó los contragolpes y nubló a su adversario. Los Rojos intentaron, pero sus ataques no salieron como esperaban y en defensa tampoco pudieron frenar al Bataraz. En el último chico, los entrerrianos se volvieron a amigar con el aro, pero no fue suficiente y se quedaron con la derrota en casa por 75 a 87.

Foto: Carlos Lozano.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente