GEORGIA 1- ESPAÑA 2: RÍE ÚLTIMO RÍE MEJOR

El domingo, y por la segunda fecha de las eliminatorias europeas para Catar 2022, el grupo B tuvo como principales protagonistas de la jornada a Georgia y a España. Los dirigidos por Luis Henrique sufrieron demás pero se quedaron con los tres puntos, sacando la chapa de candidato e imponiendo la autoridad que genera la casaca roja. Por su parte, el elenco local hizo un digno papel complicando de sobremanera a una de las selecciones más poderosas del mundo.

El cotejo comenzó siendo adverso para España, que se topó ante un Georgia organizado y esmerado en cortarle los principales circuitos de juego. Los liderados técnicamente por el francés Willy Sagnol bloquearon de forma agrupada y disciplinada a una displicente selección española, que no encontraba las formas de vulnerar la valla defendida por un implacable Giorgi Loria. Y como si fuera poco, partiendo de una excelsa jugada colectiva, los de casaca blanca llegarían a poner el 1-0 sobre el final del primer tiempo: a destacar la impecable definición de Kvaratskhelia ante el joven Unai Simón.

El complemento llegó para revertir el trámite de juego. La «Furia» salió a la cancha completamente furiosa de cara a la búsqueda del empate. Y sería Ferran Torres quien estamparía el 1-1 luego de una interesante acción ofensiva protagonizada por Jordi Alba y un siempre picante Álvaro Morata. El dominio de la «Roja» fue demasiado determinante para que el marcador acabara pardo. Pero no sería hasta los 92 minutos de partido que llegaría la alegría para los visitantes: Daniel Olmo le quemó las manos a Girogi Lorgia mediante un potente remate que venció todo tipo de resistencia. España se quedó con los tres puntos y arruinó la fiesta de un Georgia que demostró argumentos para ilusionarse de cara al próximo mundial.