El equipo que sorprendió al mundo: 1xBet recuerda la gran victoria de Argentina en los Juegos Olímpicos de 2004

Después de que el COI permitiera competir a un equipo de estrellas de la NBA en los Juegos Olímpicos de 1992, el equipo de EE. UU. ganó 7 de los siguientes 8 torneos. Aún más única es la victoria del equipo nacional de Argentina en los Juegos de Atenas, que se convirtió en una de las principales sensaciones en la historia del baloncesto.

El Invencible Dream Team

¿Podría haber ganado millones con esa victoria apostando en 1xBet Argentina? Sí, si la compañía no hubiera iniciado sus actividades en 2007, sino varios años antes. El triunfo de El Alma Argentina era difícil de creer incluso considerando su victoria sobre Estados Unidos durante la Copa del Mundo de 2002, en la cual Argentina quedó en segundo lugar.

Dos años después, una nueva versión del Dream Team llegó de la NBA a Grecia con el gran Tim Duncan, Allen Iverson y jóvenes estrellas como LeBron James, Dwyane Wade y Carmelo Anthony. Su estatus no estaba en duda y correspondía a todos los epítetos que ganaron durante su carrera. El equipo fue dirigido por el profesional estadounidense Larry Brown, quien acababa de ganar el campeonato con Detroit.

Un duro camino hacia la final

Los argentinos comenzaron el torneo con una mínima victoria por un punto sobre el equipo nacional de Serbia y Montenegro, y luego perdieron contra los españoles. Solo China fue vencida relativamente fácil. Posteriormente, se logró una difícil victoria sobre Nueva Zelanda, y el partido se perdió contra los italianos.

Al final de la fase de grupos, los sudamericanos terminaron terceros y se enfrentaron a un complicado cuadro en los playoffs. Las posibilidades del equipo de llegar a la final eran aproximadamente las mismas que ganar con una apuesta a cero en el casino de 1xBet hoy. ¡Pero el equipo lo apostó todo y ganó!

En los cuartos de final, Argentina se enfrentó a un equipo griego increíblemente fuerte, que en 2 años se convertiría en el campeón del mundo, y de tener éxito, se encontrarían con EE. UU. en las semifinales.

Fue un duro partido contra los europeos, en el que Argentina solo pudo presionar al equipo de Papadopoulos y Diamantidis en el último cuarto. Emanuel «Manu» Ginóbili, estrella de El Alma Argentina y de los San Antonio Spurs, anotó solo 13 puntos en este juego, lo que parecía un logro modesto de cara al partido contra el Dream Team. Mientras tanto, en el otro encuentro de cuartos de final, los estadounidenses derrotaron a los españoles con un marcador de 102-94 en un hermoso y efectivo tiroteo.

El partido de la vida de Manu Ginóbili

Argentina entró a la semifinal como si fuera el partido de su vida y merecidamente se llevó el primer cuarto y luego el segundo. Parecía que después del descanso y una conversación con Brown, los estadounidenses recuperarían fácilmente la brecha de 5 puntos, pero Ginóbili pensó de otra manera. Su pase ganador bajo el aro trajo la victoria al equipo en el primer juego contra Serbia y Montenegro, pero jugó su partido más importante en las semifinales. Gracias a los puntos de Manu, los argentinos ganaron el tercer cuarto 27-19, y en el último cuarto, conquistaron tranquilamente la victoria. Ginóbili anotó 29 puntos, y la aclamada ofensiva de EE. UU. se disolvió bajo la presión de la defensa sudamericana. Solo Stephon Marbury, lejos de ser la principal estrella de ese equipo, anotó puntos de dos cifras.

Hermann contribuyó significativamente al triunfo, dando en total 6 asistencias. Un año antes del torneo, Walter perdió a su madre, hermana y prometida en un accidente de coche, y después de eso, su padre murió de un infarto. Los amigos del equipo nacional lo ayudaron a soportar este infierno y a volver a la cancha, y dedicaron la victoria a él y a su familia.

Ese equipo se distinguía no sólo por su espíritu de camaradería, sino también por sacar lo mejor de cada uno en la cancha. Los estadounidenses recordaron más tarde cómo se asombraron por la aparición de los argentinos en el juego – con ojos ardientes y gritos de batalla. Esto contrastaba con el enfoque de los jugadores de EE. UU., que solo podían contrarrestar el juego del oponente con intentos de Iverson y Marbury de avanzar hacia la canasta de manera individual.

La efectividad del dúo fue baja, y Tim Duncan recibió rápidamente varias faltas inusuales y tuvo que sentarse en el banquillo durante mucho tiempo. El equipo de EE. UU. no sabía jugar según las reglas de baloncesto de FIBA y no consideró necesario prepararse para ellas. Como resultado, el mejor jugador en la cancha de todos los representantes de la NBA fue… Manu Ginóbili, quien aún se estaba haciendo un nombre en el sistema de Gregg Popovich.

El triunfo olímpico

La victoria 89-81 causó una verdadera sensación en Argentina, pero ahora tenían que no quemarse antes de la final con Italia y no colgarse las medallas de oro antes del juego.

Los argentinos tuvieron éxito. Entraron al gran descanso con una ventaja de solo 2 puntos, pero en los tercer y cuarto cuartos, no dejaron oportunidad a los italianos y los derrotaron con un marcador de 84-69. ¿Quiere saber si es seguro retirar y depositar en 1xBet? Tan seguro como sea posible – ¡igual que apostar por Argentina para ganar ese partido cerca de la sirena final! Luis Scola, quien anotó 25 puntos y realizó 11 rebotes, escribiría muchos años después: “Sorprendimos al mundo. Siempre recordaré lo que fue salir a la cancha y el ambiente que reinaba en el vestuario después del juego.”

En 1997, mucho antes de su gran victoria, los argentinos perdieron contra el equipo australiano en las semifinales del Campeonato Mundial Juvenil. Después del partido, el equipo, que incluía a Ginóbili, Oberto y otros futuros héroes de Atenas 2004, se prometió mutuamente que glorificarían el baloncesto argentino. ¡Y cumplieron su palabra!

Acerca de Francisco Alí 13775 Articles
Nació un día después del gol del Diego a los ingleses pero llegó justo para el postre contra Alemania Federal. El fútbol es su vida. Escribe de la misma manera que juega: excelente. Por eso es crack. Los Piojos y Atlético Madrid son su debilidad. En 2005 fundó esta locura llamada Vermouth Deportivo.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*