DEPORTIVO MERLO 0 – SAN MARTÍN DE BURZACO 1: LE GANÓ Y LO DEJÓ SIN DT

El Charro no pudo contra Sanma en la tarde de ayer y perdió por la mínima el partido correspondiente a la décimo segunda fecha de la Primera C. Como si fuera poco, el entrenador, Marcelo Straccia renunció a su cargo una vez finalizado el partido.

El conjunto de Merlo volvió a caer y hace cuatro encuentros que no conoce la victoria. Desde aquel triunfo aislado contra Sportivo Italiano, que el ex plantel de Straccia no consigue levantar cabeza. Encima, después de once juegos el entrenador puso punto final y dejó su cargo.

Previo al arranque del encuentro con San Martín, en la tribuna del Estadio Juan Manuel Moreno se desató un enfrentamiento de dos de las barras del Depor. En consecuencia, el árbitro encargado de impartir justicia, Juan Ledo, postergó el inicio del mismo.

Lo psicológico, pareció haberle pesado mucho a los jugadores del Charro, quienes después del rápido gol convertido por Lucas Trecarichi para la visita, no pudieron levantar el resultado. La jugada colectiva del rival, sumada a la buena maniobra individual del atacante de Burzaco permitieron que San Martín se imponga en el resultado y que Merlo continúe hundiéndose.

Pese a ir abajo en el marcador, el Charro no bajó los brazos y con más corazón que buen fútbol siguió buscando el empate. San Martín, cuidó la pelota, y se bancó las constantes llegadas del local que imperiosamente intentaba llegar al empate para dejar de perder puntos. Sin embargo, el empate no iba a llegar. A su vez, faltando dos minutos para que se terminara el partido, Oswaldo Blanco que había entrado en el complemento, fue expulsado por doble amarilla y las malas noticias en Parque San Martín se duplicaban.

Racha negativa, problemas con la barra, un jugador expulsado y además la falta de técnico serán algunos de los problemas que se tengan que solucionar en el corto tiempo para lograr salir de este presente desastroso por el que pasa Deportivo Merlo. Ahora, debe enfrentar a Cañuelas por la 13° Fecha del campeonato. Mientras que, San Martín no tiene mucho tiempo para festejar y debe ponerse a pensar en Defensores Unidos de Zárate, su próximo adversario.