COREA DEL SUR 2 – ALEMANIA 0: PERDIÓ COMO EN LA GUERRA

No fue en invierno pero tampoco fue en verano. La Maquinaria tuvo otra derrota histórica en Rusia y se quedó con las manos vacías para emprender la retirada hacia tierras teutonas. Fueron los Tigres de Oriente quienes dieron el batacazo en Kazán tras eliminar de la Copa del Mundo a los de Joachim Löw con un inolvidable 2 a 0.

Los resultados se le daban a Alemania. No pasaba sobresaltos en su contienda y, por otro lado, Suecia goleaba a México permitiéndole a los teutones ganar por la mínima para meterse en octavos de final del Mundial. Sin embargo, los minutos pasaban, las pelotas no entraban en el estadio Luzhniki, y Corea del Sur supo sacar provecho de semejante desesperación.

El primer tiempo no tuvo emociones. Los europeos tenían la pelota pero no lastimaban a los asiáticos. De hecho fueron los dirigidos por Tae-Yong Shin quienes tuvieron la más clara cuando iban 19 minutos. Kim Young-Gwon ejecutó un tiro libre que no pudo contener Manuel Neuer. Al guardameta del Bayern Münich se le escurrió la pelota de sus guantes pero llegó a cachetearla cuando llegaba la punta del botín de Son Heung-Min para empujarla afuera. Los de Löw sólo propusieron débilmente con una acción que Mats Hummels jamás se decidió a rematar en pleno rectángulo menor.

En la segunda parte el juego cobró en emociones. Los goles de Suecia que iban cayendo en Ekaterimburgo sobre México le daban a Alemania algo de paz para ganar solamente por la mínima diferencia. No obstante el empate sin goles continuaba en Kazán y el arco de Young-Gwon no pasaba sobresaltos tampoco. Corea del Sur, matemáticamente sin chances de meterse en octavos por lo que sucedía en el otro partido, lograba una parda solamente para enriquecer sus páginas mundialistas.

Cuando los teutones apretaron el acelerador se encontraron con que no era su tarde. A los 18 pateó Timo Werner pero su remate dio en la pared del arco. Luego cabeceó Mario Gómez pero el arquero contuvo el intento del ex hombre de la Fiorentina. Los asiáticos respondieron pasada la media hora con un gran zapatazo de Heung-Min que salió besando el palo derecho de Neuer. Los europeos, en el afán de conseguir ese tanto, comenzaron a dejar espacios en el fondo que iban a terminar pagando muy caro.

Tres cabezazos claros de Mats Hummels, aunque uno fue con el hombro, una oportunidad de Toni Kroos que no pudo disfrazarse de héroe nuevamente, y otro del atacante del Borussia Dortmund, Marco Reuss, fueron pruebas claras de que el equipo de Löw iba al frente pero no lograba lastimar a la férrea defensa rival. Y el baldazo de agua fría llegó en el primer minuto de descuento cuando Young-Gwon empujó una pelota por el segundo palo y Mark Geiger, el árbitro nacido en Estados Unidos, convalidó el tanto para los Tigres de Oriente después de consultar con el VAR. Si el 1 a 0 parecía histórico, los de Tae-Yong Shin tuvieron tiempo para la estocada final ya que a los 51 de la complementaria Heung-Min liquidó el asunto con una contra letal.

Corea del Sur, eliminada matemáticamente, mostró una entereza mental formidable para derrotar al último campeón del mundo. Alemania, en Rusia, retrocedió muchísimo entre un Mundial y otro. Los de Löw perdieron 2 a 0, quedaron últimos en el grupo y después de ochenta años abandonaron la competencia sin clasificar a instancias finales aunque, para ese entonces, todavía siquiera había empezado la guerra.

Acerca de Marcelo Patroncini 17786 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web