Alegrías y tristezas en el cierre de año, parte I

En una fecha donde dos de los cuatro partidos que se iban a jugar se suspendieron por un brote de COVID-19, Riachuelo y La Unión lograron festejar. A pesar de la falta de otros encuentros, los dos restantes fueron un espectáculo para el público presente en los estadios y los prendidos a la pantalla.

Ciclista Olímpico (La Banda) 74 – Riachuelo (La Rioja) 93

El primer choque fue intenso, fogoso y cambiante. Los locales empezaron con el pie derecho, pero la segunda parte fue clave para que los dos puntos se vallan a La Rioja.

La historia empezó pareja, pero con el paso del tiempo se tornó blanquinegra. El conjunto bandeño supo dominar y controlar a su rival, sobre todo en el segundo período cuando ocasionó varios fallos en las ofensivas del Eterno. Con una gran defensa y ataques rápidos, verticales y, en partes, individuales, el Negro de La Banda se quedó arriba en el marcador por 46 a 39.

Para la segunda mitad, todo cambió. La reacción de los debutantes en esta temporada fue notoria, su defensa fue excelente al igual que sus ataques y, trabajando duro, lograron pasar al frente. La estrella del triunfo de Riachuelo fue la defensa, aunque las ofensivas no se quedaron atrás. La notable actuación de Gary Ricks Jr., Nicolás Paletta y Tony Fermer le terminaron de dar el festejo a domicilio.

Gentileza: Diego Torres – Prensa Olimpico .

El tanteador quedó 74-93 con un gran papel riojano y un buen primer tiempo santiagueño, al que le faltó aguantar la segunda parte.

La Unión (Formosa) 91 – Gimnasia y Esgrima (Comodoro Rivadavia) 84

Ya el último choque del día, la intensidad y el final interesante se mantuvo acorde al que terminó minutos antes. La defensa local fue clave para que La Unión cierre el año con un sonrisa dibujada en su rostro luego del 91-84 final. Como figura a destacar, el nombre de Chaz Crawford no se puede omitir.

El partido tuvo un claro dominador: La Unión (que sabía lo duro que tenía que trabajar) y su defensa. De esa manera, los de Jápez lograron opacar a la Magia Verde, mantenerlo bajo su control y velocidad de juego. Eso no quiere decir que Gimnasia estuvo de decorado, al contrario, los formoseños lucharon contra todo para sacar cada punto. La visita tuvo grandes actuaciones de Sebastián Vega, Marcus Elliott, Pipi Barrreiro y Facundo Vázquez, entre otros, pero los efectivos ataques locales dejaron todo 45-40 al final del primer tiempo.

Luego del descanso largo llegó el quiebre del partido, Crawford se hizo fuerte y empezó a repartir tapones, y entre Nicolás Ferreyra, Patricio Tabarez y Jonathan Maldonado se encargaron de sacar diferencias en los ataques. Lo que fue una ventaja de 18 tantos, llegó a ser de 9 luego que Gimnasia acomode sus piezas atrás, pero el tiempo no dio para más y el festejo se quedó en el Estadio Cincuentenario.

Gentileza: Prensa La Unión.

De esa manera, los cuatro equipos cerraron su año deportivo. Gimnasia, en la cuarta posición con un récord 8-4; Riachuelo, 11vo (5-5); Olímpico 13ro (5-6), y La Unión 19no (3-9).