YUPANQUI 1 – MUÑIZ 3: LE AGARRÓ EL ALEMÁN

El Trapero venía en alza y dominaba el encuentro frente al Rayo Rojo. Sin embargo, en un rato de amnesia, los dirigidos por Martín Correa se vieron perdidos en el campo de juego y así la escuadra de Marcelo Laguilhón se encargó de sacar una ventaja irremontable. De esta manera la visita se llevó un triunfo inapelable por 3 a 1 de la cancha de Liniers para cosechar su segunda victoria en los últimos tres encuentros.

Si bien no se vio mucha acción en la primera mitad, Yupanqui supo dominar los hilos de una contienda anulando por doquiera a su oponente. Muñiz ni siquiera lograba propner algo en ofensiva pero tampoco pasaba sobresaltos. Sölo un cabezazo de Walter Aguayo fue todo el peligro que sobrevoló el arco de Franco Ponassi. Y cuando todo indicaba que se irían al descanso con el marcador cerrado, al local le dio un ataque de Alzheimer.

Iban 44 minutos cuando Darío Aleman derribó a un rival dentro del área y Mario Morbidoni no dudó en expulsar al arquero y sancionar el penal. Alejandro Acuña cambió la pena máxima por gol y así el Rayo Rojo se fue a los camarines con la mínima ventaja prácticamente sin buscarla.

Aturdidos, los de Correa salieron a la complementaria sin reaccionar. Eso le valió que Acuña a los 5 de la segunda mitad defina hacia el poste más lejano de Sebastián Lobo para poner el 2 a 0. Rápidamente el gran goleador de la tarde en General Villegas tuvo otra oportunidad y con un seco remate cruzado estampó el 3 a 0 que ya le bajaba la cortina al juego. Pero el Trapero reaccionó y en la última media hora avanzó con mucha valentía para buscar la heróica.

Apoyados en la creación de Gianfranco Acosta, pudo descontar Martín Ruíz pero encontró a Ponassi con una gran reacción para negarle el tanto. Recién a los 27 minutos llegó un cabezazo de Andrés Bertys quien conectó con claridad un tiro de esquina y logró poner el 3 a 1 que sería definitivo. No obstante, en cancha de Liniers, hubo tiempo para un ida y vuelta atractivo que terminó con la explusión de Gabriel Roldán sobre el epílogo.

Muñiz cantó victoria gracias a que su rival se olvidó de jugar un buen rato. Allí encontró los espacios y las oportunidades para ser contundente. Yupanqui, que venía de racha, sumó su segunda derrota consecutiva y lo más doloroso fue que cayó 3 a 1 con uno de los colistas de la Primera D.

Acerca de Marcelo Patroncini 17343 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web