YUGOSLAVIA: KATANEC, EL QUE NO JUGÓ ANTE ARGENTINA EN ITALIA 90 POR AMENAZA

La caída del Muro de Berlín, el fin de los regímenes comunistas y la separación de grandes potencias en Europa oriental fue un tema recurrente en Italia 90. Para Checoslovaquia y la Unión Soviética fue el último Mundial, para Yugoslavia, si bien hubo uno más, no fue lo mismo. El caos que reinaba en el costado oriental del viejo continente golpeaba lentamente y hasta privó de una figura en un partido trascendental de cuartos de final para los hombres de Ivica Osim.

Los Azules tenían sus rachas. Vivieron tiempos de buen fútbol y otros de carencia. La situación política que empezó a resquebrajarse tras la muerte del Mariscal Tito en mayo de 1980. Sin embargo esa década tuvo condimentos dorados en cuanto a lo deportivo para los balcánicos incluyendo un primer puesto en la Copa del Mundo de básquet, meses más tarde de la eliminación de la máxima cita del fútbol.

El ´Equipo Maravilloso´ de Osim había arrasado en eliminatorias dejando en el camino a Francia, Escocia, Noruega y Chipre. Sin embargo, mientras comenzaban a organizarse los primeros combates separatistas, el entrenador llevó a Italia 90 un grupo de veintidós jugadores que hoy podrían considerarse siete de ellos croatas, tres serbios, otro trío de montenegrinos, dos de Macedonia, seis de Bosnia y, el restante era justamente el esloveno protagonista de esta historia.

Srecko Katanec nunca tuvo problemas políticos con sus compañeros ni mucho menos a pesar de ser minoría en el plantel. “Eramos todos amigos, llevábamos seis o siete años jugando juntos, haciendo un buen fútbol y dirigidos por un gran entrenador. En mi cabeza daba igual si eras serbio, esloveno o croata, no me importaba si este era católico u ortodoxo. Para mí lo importante era el fútbol y hacer un buen Mundial” sentenció años más tarde, a la Revista Líbero, el hombre que en 1988 había abandonado el Partizan de Belgrado para probar suerte en el Stuttgart de Alemania y luego saltar a la Sampdoria.

El mediocampista, ídolo en su actual país, era uno de los titulares indiscutidos para el técnico. Estuvo en a derrota inicial frente a Alemania, jugó en el triunfo frente a Colombia y luego descansó ante la débil Selección de los Emiratos Árabes Unidos. El pasaje a octavos de final estaba en el bolsillo y para Osim era importante darle descanso.

Katanec volvió al ruedo contra España en Verona donde Yugoslvia derrotó a la Furia por 2 a 1. El andar de ese elenco iba de menor a mayor pero se venía una Argentina con el pecho inflado que había dejando el camino a Brasil, su archirrival. Dentro del plantel reinaba confianza y el DT tenía delineado el once ideal para medirse a la Albiceleste hasta que el esloveno pidió bajarse del equipo horas antes del cotejo.

El volante de la Sampdoria había recibido una amenaza desde Liubliana, la capital de su actual país, el lugar céntrico de sus raíces. Él, antes de salir de la concentración, no tuvo más remedio que escuchar la orden de esas personas que todo lo confunden. Si jugaba contra Argentina, sus seres queridos no iban a poder transitar tranquilamente por la calle.

Osim comprendió lo que sucedía. «¿Cómo iba a jugar sabiendo que él estaba en Italia y el resto de su familia en Liubliana bajo amaneza? Jamás podría persuadir a alguien para que juegue bajo esas circunstancias» destacó, a ´Four Four Two´, el técnico que debió mover piezas claves sosteniendo años más tarde que Katanec era indispensable para frenar a Maradona en aquella tarde de Florencia.

Yugoslavia aguantó todo contra viento y marea. La situación política, la temprana expulsión de Refik Sabanadzovic, y la infartante definición por penales. Estuvo cerca de la hazaña cuando Tomislav Ivkovic le contuvo el remate desde los doce pasos al «Diego» pero después brilló la otra gran amaneza, la más humana, la de las manos de Sergio Javier Goycochea que empezaban a embanderarse como el mejor arquero de Italia 90.

Acerca de Marcelo Patroncini 17786 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web

1 comentario en YUGOSLAVIA: KATANEC, EL QUE NO JUGÓ ANTE ARGENTINA EN ITALIA 90 POR AMENAZA

  1. Que lindo mundial que fue ese.
    Me acuerdo que llegaba de la escuela y me ponía a ver los partidos. Me acuerdo cuando le ganó a España. Llegué justo para el segundo gol.

Los comentarios están cerrados.