Ya van 18 años sin Garrafa Sánchez, un emblema del potrero argentino

Foto: @elgraficoweb

Enloqueció a todos. Vivió para el fútbol y sus amigos. Sus gambetas lo eran todo y terminó siendo amado hasta por sus rivales. Un 8 de enero de 2006, hace exactamente 18 años, falleció José Luis Sánchez, uno de los últimos referentes del potrero criolla.

Bailó a la Selección Argentina en un amistoso. Los medios trataron de ocultar semejante proeza pero el ex jugador del Deportivo Laferrere y El Porvenir estuvo cerca de jugar en Boca. No firmó porque Carlos Bilardo lo vio haciendo locuras en plena autopista con su moto como si ello fuese, también, parte de su destino.

Brilló en Banfield, fue crack, y hasta dejó de hacer lo que mejor le salía para ayudar a su padre. De allí, el apodo de «Garrafa» por la profesión a la que se dedicó sabiendo que el deporte más hermoso del mundo era lo suyo. Sin embargo, volvió hasta que la vida misma quiso.

Un accidente en moto, haciendo piruetas en la calle de su barrio y tras haber vuelto al Deportivo Laferrere, fue el fin. Como un presagio de esa situación, el mismísimo Bilardo lo privó de llegar a la gloria máxima que nunca necesitó porque él quedó en la historia para siempre.

Un 8 de enero de 2006, hace 18 años años, fallecía José Luis Sánchez. Solamente aquellos que no lo vieron jugar podrán decir que era un diez más del fútbol argentino. Los amantes del fútbol sostendrán que será eternamente inolvidable el querido Garrafa.

Foto: @elgraficoweb

Acerca de Marcelo Patroncini 17918 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web