West Ham también aprovechó las dudas de un Manchester United que se despedaza

Los goleadores del West Ham olfatearon el momento justo para moldear el gran 2-0 sobre Manchester United en Londres. El equipo de Ten Hag solo ganó uno de sus últimos siete partidos.

Manchester United supo marcar el pulso del partido en el Olímpico de Londres, aunque careció del picante necesario para transformar sus buenas sensaciones en situaciones nítidas del gol.

El equipo buscó con el vértigo de Garnacho y la aparición de los volantes, sin embargo apenas pudo inquietar a Areola.

El reloj comenzó a ser enemigo de la visita y West Ham leyó el trámite adelantando filas para desnudar problemas defensivos del Manchester.

Y el gol llegó como consecuencia del talento individual de Lucas Paquetá, que pinchó un hermoso balón frontal para que Jarrod Bowen quiebre la línea defensiva y defina, en dos tiempos, sobre la inseguridad de Onana.

El gol fue un balde de agua helada para Manchester United, y Kobbie Mainoo sintió las réplicas soltando el balón que Kudus rescató para Paquetá, que volvió a vestirse de asistente.

Mohammed Kudus pisó el área buscando su espacio y cruzó un gran derechazo al 2-0 que sería final.

Otro gol de Kudus, otro gol de Bowen, otra victoria del West Ham de David Moyes, quien estará siempre asociado al Manchester United. Los Diablos Rojos no encuentran paz, ni goles, ni triunfos.

Acerca de Nicolás Ziccardi 8227 Articles
El fútbol a sol y sombra. Nostálgico de los grandísimos artistas que brillan con el balón. Maradoniano. Corriendo siempre detrás de la pelota.