Triunfos locales en la vuelta de la Liga Nacional

La Liga Nacional de Básquet volvió tras el parate por la ventana clasificatoria FIBA, y nos entregó dos duelos muy parejos. En el primer turno, San Lorenzo venció a Oberá en el Roberto Pando. Mientras que, Quimsa le ganó a La Unión de Formosa en el tiempo extra.

San Lorenzo 94 – Oberá Tenis Club (Misiones) 91 

El comienzo del partido fue favorable para el dueño de casa, cuando el juego presentó dos estilos diferentes. El Cuervo centró su juego en la pintura, con varios cortes y con los internos como protagonistas, mientras que Oberá se volcó al tiro exterior. La salida de Charles Mitchell (máximo anotador del partido con 22 puntos) a los dos minutos, por dos faltas tempranas, fue un problema para el celeste. El equipo local consiguió una ventaja de dos dígitos (17-7) en el primer asalto, y esta diferencia la mantuvo hasta el entretiempo. En medio de una lluvia de triples, y de un buen cierre del equipo misionero, la primera mitad terminó 51 a 41 para San Lorenzo.

Los últimos 20 minutos fueron de los más cerrados de toda la temporada, con el equipo de Fabio Demti saliendo con otra actitud. La visita necesitó de la aparición de Mitchell para volver al partido, con un dominio absoluto en la zona pintada. El Ciclón vio como su rival se puso a dos posesiones en el tercer acto, pero en el momento más crítico apareció Facundo Rutenberg (20) para mantener la ventaja. El cuarto período parecía estar resuelto a falta de varios minutos, pero OTC vendió cara la derrota llegando a estar a una posesión en varias ocasiones. Con un robo fundamental de Raúl Pelorosso (15) en la última jugada, el equipo de Emmanuele Quintans se quedó con la victoria 94 a 91.

Quimsa (Santiago del Estero) 91 – La Unión (Formosa) 86

El segundo y último duelo de la jornada comenzó a favor de la visita en los primeros instantes. El equipo de Sebastián Ginobili aprovechó un mal inicio de la ofensiva santiagueña, y rápidamente tomó la delantera (11-3). Tras un tiempo muerto solicitado por Juan Manuel Córdoba, el dueño de casa reaccionó y volvió al partido gracias al aporte de Eric Anderson Jr (11). El segundo acto se encontró con un goleo aún más bajo que su antecesor, con muchas dificultades en ambos conjuntos para poder anotar. Tras un buen cierre de los relevos del conjunto formoseño, la primera mitad finalizó 39 a 34 para La Unión. 

La vuelta al parquet, tras el descanso largo, no mostró grandes cambios en el desarrollo del compromiso. Los dos equipos estuvieron muy irregulares en este pasaje del duelo, con varios minutos sin poder anotar de forma consecutiva y con pocos puntos. La Fusión necesitó de sus extranjeros para no perderle la pisada al equipo formoseño, y este no aprovechó sus oportunidades de escaparse en el electrónico. Las acciones quedaron igualadas a falta de varios minutos para el final en el último asalto, por lo que comenzó un pasaje de golpe por golpe. Pese a que el equipo de Ginobili tuvo una ventaja de cuatro puntos en los segundos finales (79-75), una anotación de Brandon Robinson (39) envió el juego al tiempo extra.

En el suplementario, la figura de Robinson volvió a destacar tanto en ataque como en defensa. El estadounidense, que terminó con 39 puntos y 5 rebotes, fue clave para que su equipo se terminase quedando con la victoria 91 a 86. Por su parte, el máximo anotador de La Unión de Formosa fue Thomas Cooper con 23 tantos.

Foto: Prensa Quimsa