SAN MARINO 0 LUXEMBURGO 3: DELUXE MBURGO

El equipo dirigido por Luc Holtz no le dio ninguna ventaja a la Serenissima que nunca supo como herir a su rival. Chanot, Joachim y Sinani fueron los goleadores de este encuentro.

El resultado final todavía demuestra que San Marino continúa con un nivel futbolístico más bajo que cualquier otro país, incluso los que debería tener iguales en cuanto a coeficiente. La Liga de las Naciones propuso hacer este torneo para equiparar a todos los países y, aunque todavía le cuesta mucho equiparar ese nivel, seguramente haya mas chances en los próximos años para que este país pueda ganar su primer partido oficial.

Arrancó mejor el local pero le duró demasiado poco. La primera fue a los tres minutos con un disparo de Mattia Giardi que se fue cerca. Luego llegó el primer gol luxemburgués. Eso fue a los seis minutos después, luego de un centro que capitalizó Máxime Chanot con un disparo rasante cruzado, al otro palo que defendía el golero Elia Benedettini. 0-1.

El juego no siguió con la intensidad en esos diez minutos, sino que disminuyó, más allá que a los 22 hubo otra llegada de Matteo Vitaioli para la Serenissima aunque tampoco tuvo suerte el volante que milita en el Tropical Coriano, equipo del ascenso italiano.

El espectador tampoco tuvo muchas esperanzas en este partido porque antes que pite el árbitro la primera mitad, Aurélien Joachim, tras una buena asistencia, llegó por el costado izquierdo hasta el área chica con la pelota picando y pudo cruzarla para dejar en ridículo al arquero rival.

No bien comenzó la segunda etapa, la visita no dejó crecer ni un poco a su contrincante. Cinco minutos pasaron para que Da Mota estrellara su remate en el travesaño y 120 segundos mas, luego de un contraataque, Danel Sinani, eludió a su rival que lo marcaba y la puso al primer palo para ampliar aún mas la diferencia que ya estaba marcada aun sin anotar los últimos dos goles. Es así como los dirigidos por Franco Varrella no supieron como hacer para intimidar al guardameta luxemburgues Anthony Moris, no hubieron muchos acercamientos, salvo uno que lo evitó el portero recién mencionado, pero la falta de posesión del balón y los errores del manejo hicieron que no haya llegadas concretas al arco rival.

La próxima fecha se jugará el 12 de octubre cuando San Marino visite a Moldavia y Luxemburgo deba jugar nuevamente de visitante en Minsk, frente a Bielorrusia.