SAN JORGE (T) 1 – JUVENTUD ANTONIANA (S) 2: GANARON LOS VIOLENTOS

La figurita repetida más lamentable de nuestro fútbol se hizo presente en el partido que San Jorge y Juventud Antoniana disputaban en Tucumán. El Santo Antoniano lo ganaba bien cuando sus propios “simpatizantes” se violentaron entre ellos forzando dos interrupciones, la segunda de ellas derivó en la suspensión definitiva antes de iniciar el complemento.

Pese al fuerte temporal que azotó buena parte de la provincia de Tucumán complicó la previa del cotejo que disputaron en el Estadio Ángel Pascual Sáez de San Andrés los primeros equipos del Club Social y Deportivo San Jorge y el Centro Juventud Unida de Salta, en el marco de la Segunda Fase Preliminar A de la Copa Argentina 2018.

El Expreso, dirigido por Hugo Corbalán, venía de eliminar a Altos Hornos Zapla ilusionado con la posibilidad de alcanzar los 32avos de final de la competencia por primera vez en su incipiente historia. En tanto el Santo Antoniano, dirigido por Gustavo Módica,  había dejado en el camino a su clásico Gimnasia y Tiro sabiendo que esta Copa se presentaba como una gran oportunidad de remontar su temporada.

Pese al agua acumulada y tras mucho laburo por la gente del Expreso Verde, comenzó el match. Juventud Antoniana salió enchufado y en apenas dos minutos rompió el score a su favor, Gustavo Ibáñez anticipó a todos en un córner desde la izquierda taqueando la bocha al centro del área; allí apareció el central Gonzalo Menéndez para definir de zurda al arco vacío.

La respuesta tucumana fue inmediata, un minuto después de la apertura Juan Cabrera desbordó por derecha lanzando un justo centro al corazón del área salteña, allí donde Claudio Vega saltó perfecto para conectar un potente cabezazo que venció la resistencia de Juan Mulieri. Igualdad en uno.

El vértigo del match no se apagó, lejos de eso se mantuvo el ida y vuelta. A los diecisiete el Súper Ratón ganó la cuerda derecha en posición de wing cambiando el frente de ataque con un centro al área; en el poste opuesto Lucas Acosta dominó con el golero Maximiliano Flores ya vencido e infló la red tras definir con pierna derecha. Dos a uno.

Tras el segundo gol de Juventud Antoniana ocurrió el primer foco de incidentes, la hinchada visitante empezó a generar disturbios entre sí y ni siquiera hizo caso al intento de los jugadores santos por calmar los ánimos desde el otro lado del alambrado. El cotejo se reanudó unos veinte minutos después hasta completarse el primer tiempo, pero nada fue lo mismo, ni importaba demasiado lo que ocurría sobre el verde césped.

Antes de iniciar el complemento volvió la violencia, corridas por todo el perímetro del estadio y objetos contundentes por los aires. El juez santiagueño Rodrigo Rivero determinó la suspensión del partido, ahora la pelota está en poder del Consejo Federal. Según informa el Diario El Tributo de Jujuy, Juventud Antoniana podría ser eliminado de la competencia además de sufrir una sanción económica.

Una historia sin fin en nuestro fútbol, que mantiene una idea diferente sobre seguridad dependiendo de la categoría y la jurisdicción policiaca. En el medio los mismos violentos de siempre, aquellos a los que nadie está dispuesto a enfrentar.

Acerca de Nicolás Ziccardi 8033 Articles
El fútbol a sol y sombra. Nostálgico de los grandísimos artistas que brillan con el balón. Maradoniano. Corriendo siempre detrás de la pelota.