Racing se lo dio vuelta a Sarmiento y sigue liderando en su zona

Fue una tarde a pura emoción en Avellaneda tanto en la previa como en los 90 minutos del partido. La Academia trabajó muchísimo y se quedó con una merecida victoria por 3 a 1 sobre el Verde de Junín. Aplausos para Lisandro López que volvió por un rato al club y lágrimas por la muerte del «Chango» Cárdenas.

Racing jugó muy bien y recién sobre el cierre del pleito se encontró con el premio de la victoria. Sarmiento, que ganaba y daba la nota, se complicó con la expulsión de Guido Mainero con más de media hora por delante en el sur del Gran Buenos Aires.

El cerrojo defensivo que impuso a visita en el Cilindro contó con situaciones que quedarán en la retina de propios y extraños como la del «Licha» López, evitando un gol de la Academia, al interponerse con su pecho en la línea de meta. Era todo del equipo de Fernando Gago hasta que, en una jugada aislada, los de Israel Damonte abieron la cuenta.

Iban 31 minutos del capítulo inicial cuando llegó el centro desde la derecha para Sarmiento. La asistencia de López dejó a Julián Brea sin marcas por la banda izquierda. El atacante se hamacó, buscó el hueco, y guardó la redonda contra el palo zurdo de Gastón Gómez que nada pudo hacer ante tanta precision.

Todo era de Racing pero perdía y ni siquiera lo ayudaba la tecnología. Pudo empatarlo Gabriel Hauche con un tiro desde la medialuna que Josué Ayala manoteó por encima del travesaño. Antes de irse al descanso, Carlos Alcaraz sacó un bombazo que impactó en el brazo de Manuel Guanini. Fernando Rapallini cobró penal en primera instancia pero luego se apoyó en el VAR y canceló la pena máxima.

La Academia salió totalmente decidida a la complementaria pero ni Hauche ni Copetti estuvieron finos en el arranque. De tanto ir, con vértigo y velocidad, llegó la acción que terminaría condicionando por completo a un Verde ultra defensivo. Mainero vio la roja como último recurso y los de Damonte ahora debían ajustarse en el fondo pero con diez jugadores.

Un ratito antes de la media hora del segundo tiempo, Facundo Mura levantó un centro desde la derecha y Copetti de cabeza por encima del arquero puso el empate. El empate no terminaba de seducir a los de Gago que no bajaron los brazos y, justamente, apelaron a las extremidades de su rival para torcer la historia. Una pelota dio en la mano de Emiliano Méndez y aquí no hubo dudas ni VAR que le quitase la ilusión al local.

Tomás Chancalay desde los doce pasos clavó el 2 a 1. Cuando el Verde adelantó líneas, terminó entregando por completo el partido. Si bien era la única herramienta que le quedaba a los de Damonte para irse a Junín con algún punto, la Academia liquidó el pleito en el adicionado con un cabezazo de Copetti que agarró mal parado a Ayala y con una obra de arte del ex Ferro, Javier Correa.

Sarmiento se había encontrado con un tanto que le daban inmerecidos tres puntos frente al único invicto de la elite en Argentina. Sin embargo, este Racing demostró que se recuperó de todos los bajones y en una complementaria para enmarcar, se dio el gustó de aplastar a su rival por 4 a 1. Claro que también lloró cuando vio al «Licha» con otra camiseta y por el eterno descanso del «Chango» Cárdenas.

Acerca de Marcelo Patroncini 17327 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web