RACING 2 – SPORTING CRISTAL 1: LA ACADEMIA ES UN EQUIPO DE CRISTAL

Sufrió y ganó la Academia en el Cilindro de Avellaneda por la segunda fecha de la Copa Libertadores de América. El conjunto de Juan Antonio Pizzi tuvo escuetos momentos de buen fútbol y otros tantos de una pesadilla que parece no tener fin. Más allá de eso se impuso por 2 a 1 ante los Cerveceros que marchan últimos en el grupo.

Racing arrancó con todo pero se quedó sin nafta demasiado pronto. Entre la intrascendencia y la expulsión a Lucas Orban, el conjunto argentino perdió la brújula del pleito y la pasó realmente mal ante un Sporting Cristal que después se contagió de su rival para permitirle que se lleve la victoria con un hombre de menos en una situación completamente aislada.

Un bombazo de Julián López que reventó el travesaño fue el primer aviso del dueño de casa a los 8 minutos del primer tiempo. Luego llegó un tiro libre de Maximiliano Lovera, una de las figuras de la tardenoche, que Alejandro Duarte respondió mandándola al córner con sus puños. El dueño de casa era superior y merecía ese tanto que llegó antes del cuarto de hora cuando Juan José Cáceres, nuevamente héroe en la Academia, conectó de cabeza una pelota parada para inflar las redes y estampar el 1 a 0.

Sporting Cristal no reaccionaba y Racing iba por más. Una volea de Ignacio Piatti en la zona de la medialuna pudo significar el segundo. Los de Pizzi subían por las bandas, controlaban las acciones, hasta que miraron el tablero y vieron que se quedaban sin gasolina desde muy temprano. Más allá de eso, la visita sólo arrimó algo de peligro concreto con un zapatazo de Gerlad Távara que contuvo Gabriel Arias como pudo.

Imponiéndose por la mínima ventaja, los locales jugaron una complementaria de menor a mayor. El inicio del segundo tiempo fue para el olvido. Roja directa a Orban y protagonismo absoluto de los peruanos que salieron disparados en búsqueda del empate. Christofer Gonzales a los 7 minutos recibió solo en el área grande y puso el empate.

Los Cerveceros no aminoraron la marcha. Gonzáles desperdició dos chances más para poner en ventaja a los de Roberto Mosquera. Arias le tapó un cabezazo a quemarropa al ex Fénix, Marcos Riquelme. Después Washington Corozo se perdió de manera inexplicable lo que pudo ser el segundo para la Máquina Celeste. Llegando a la media hora fueron los botines de Nilson Loyola quienes castigaron contra el guardameta local encontrando la notable respuesta el arquero de la Selección de Chile.

La Academia aguantaba, en cierta parte el punto hasta le convenía porque el panorama era desalentador, pero Pizzi (nobleza obliga reconocerle a un entrenador castigado) acertó con los cambios. Y así fue como a los 38 minutos, una contra encabezada por Enzo Copetti derivó en el centro de Leonel Miranda y el cabezazo perfecto de Tomás Chancalay para desatar la locura en Avellaneda.

Acerca de Marcelo Patroncini 17427 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web