RACING 2 – COLÓN 1: Y UNA TARDE VOLVIÓ EL VIEJO RACING

Foto: @RacingClub

Por: Marcelo Patroncini | abril 26, 2021


La Academia había perdido la memoria durante todo el 2020 y principios del 2021. Lejos de sus mejores épocas, la gente estaba a disgusto con la conducción técnica de Sebastián Beccacece y, luego, con la de Juan Antonio Pizzi. Sin embargo, cuando todo parecían nubarrones en el frente, una tarde regresó ese equipo protagonista y derrotó por 2 a 1 al poderoso Sabalero en el Cilindro Mágico de Avellaneda.

Finalmente, un domingo cualquiera, Racing recuperó la sonrisa. Si bien dominó durante todo el encuentro y fue merecedor de los tres puntos, tuvo pasajes dignos de su historia como por ejemplo que Colón generó la primera clara e incluso también que, los de Santa Fe, se pusieron en ventaja con una jugada difícil de masticar.

Controlaba la pelota el dueño de casa pero fue Eric Meza el primero en crear peligro con un remate que se fue alto. El resto fue todo del elenco de Pizzi que hizo méritos para abrir la cuenta con un cabezazo de Maximiliano Lovera que dio en el palo, otro intento del formoseño de larga distancia que contuvo Leonardo Burián abajo, y dos cabezazos de sus centrales, Juan José Cáceres y Leonardo Sigali, aprovechando la pelota parada.

Era todo de Racing pero Colón pegó primero. Iban 39 minutos del capítulo inicial cuando Enzo Copetti cabeceó peinó un córner en su propio área y obstruyó a su arquero para que Luis Miguel Rodríguez, el «Pulga», sin saltar, estampase de cabeza el 1 a 0 para la escuadra de Eduardo Domínguez. Más allá de todo, los locales no se rindieron, fueron a revertir el asunto, y lo consiguieron. El empate llegó antes del descanso gracias a una acción personal maravillosa de Cáceres que, llegando a línea de fondo, mandó el centro atrás para que Ignacio Piatti, de primera, clavase la parda esperanzadora.

En la complementaria la Academia siguió buscando. Lovera le despintó el caño derecho a Burián, después fue Piatti que en un par de ocasiones claras no tuvo la puntería deseada. Y si bien, con el correr del reloj parecían desvanecerse las esperanzas, más allá de algún remate de Carlos Alcaraz y de un zapatazo de Darío Cvitanich, el premio para el dueño de casa llegó en el tercer minuto de descuento cuando Cáceres, figura indiscutida, cabeceó un tiro de esquina y desató la locura del equipo de Avellaneda.

Colón, ese equipo sensación que sigue liderando la zona por lo hecho en el arranque del torneo, sumó su cuarta fecha sin triunfos porque enfrente estuvo ese Racing que volvió a ser el de los últimos tiempos, el aguerrido, el de aquellas mejores versiones del equipo de Eduardo Coudet. Claro que ahora con Pizzi que festejó ese 2 a 1 que le dio un paquete de vidas extras para continuar al mando de un plantel que pareció recuperar la memoria.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente