Foto: Fernando Medina/NBAE via Getty Images

Orlando Magic, encantado con Bol Bol

Ramiro Ohana noviembre 9, 2022


La franquicia de Florida volvió a apostar por el hijo de Manute renovándole contrato previo al inicio de temporada y el pívot no decepcionó. Incluso, en la NBA ya lo sitúan como el Jugador Más Mejorado.

No caben dudas de que Bol Bol está atravesando la mejor temporada de su carrera. Después de un frustrado paso por los Denver Nuggets durante sus primeras tres campañas en la liga y lesiones que lo privaron de su mejor nivel, el pívot sudanés volvió a sumar minutos en Orlando Magic después de que la franquicia le haya renovado contrato por dos años.

Bajo el mandato de Jamahl Mosley, el hijo del mítico Manute Bol está disfrutando de hasta 22.7 minutos en cancha para promediar 11.4 puntos, 6.8 rebotes y 2.2 tapones en un total de 11 partidos, seis de ellos arrancando como titular. Estadísticas que van acompañadas de una efectividad del 75% en tiros de dos puntos que lo colocan en el primer puesto de la liga y que le dan la derecha a lo que dijo su compañero Terrence Ross a principios de temporada: “No creo que nadie haya visto lo que le hemos visto hacer, es un monstruo”.

Si bien junto a Paolo Banchero son dos de los jugadores más revulsivos sobre el parqué, Orlando apenas pudo gozar de dos victorias en lo que va de la temporada, ubicándose en la última posición en la Conferencia del Este con un récord negativo de 2-9. En un equipo donde predomina la juventud, Mosley destacó la ética de trabajo que demuestra Bol Bol cada día.

Creo que puede mostrar mucho más, pero lo único que realmente aprecio de lo que ha estado haciendo desde que llegó, es que simplemente acepta todo lo que le pedimos que haga, y además lo hace de buena gana. Esa es una gran parte de él, solo tratando de encontrar su manera de encajar exactamente en lo que estamos haciendo”, sostuvo el entrenador ante los medios. Si bien la temporada recién tomó vuelo, a Bol Bol ya lo sitúan en la carrera por el Jugador Más Mejorado, un premio que se le otorga al basquetbolista que tuvo una gran progresión deportiva con respecto a las campañas anteriores.

Desde su llegada a la NBA en 2019, las lesiones pusieron en duda su capacidad para jugar en el profesionalismo y en el alto rendimiento. Tal es así que apenas pudo jugar 53 partidos a lo largo de tres temporadas previo a su llegada a Orlando. Como no podía ser de otra forma, el gigantesco jugador de 2.18 metros arribó al Magic, traspasado de los Boston Celtics, en pleno proceso de recuperación de una cirugía del pie derecho que lo marginó hasta el presente.

El africano contó con el respaldo de la organización de Florida y ahora les está devolviendo ese favor a base de buenas actuaciones. “Para mí, es solo ser agresivo desde el principio. Cualquier vez que soy agresivo desde el principio del partido hasta el final, es cuando juego lo mejor que puedo”, reconoció tras lograr su récord personal de 23 puntos el pasado sábado ante los Sacramento Kings.

Sin embargo, el talento de Bol Bol nunca estuvo en duda. Fue uno de los mejores prospectos de la nación al salir de Findlay College Prep en Henderson, Nevada, llegando incluso a ser colocado por ESPN entre los cuatro jugadores universitarios más destacados del 2018, por detrás de RJ Barrett, Zion Williamson y Cam Reddish, todas estrellas de Duke.

Antes de lesionarse con los Oregon Ducks -sufrió una fractura en su pie izquierdo-, Bol fue proyectado como una de las cinco mejores selecciones. Aunque los equipos de la NBA no quisieron arriesgarse a elegirlo en un puesto alto del Draft de 2019 debido a las preocupaciones de durabilidad. Dicha desconfianza por su capacidad física lo hizo caer a la segunda ronda, donde los Nuggets adquirieron sus derechos después de que Miami Heat lo seleccionara en el puesto 44 de la general.


Temas



Otras Noticias




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *