«OJALÁ PUEDA QUEDARME MUCHO TIEMPO EN ITUZAINGÓ»

Foto: Prensa Ituzaingó

Por: Francisco Alí | mayo 26, 2021


Pablo Despósito llegó a Ituzaingó a mediados del 2020 en plena pandemia y se afianzó en el plantel profesional a base de sacrificio y fútbol. El mediocampista de 32 años se fue ganando poco a poco un lugar en la formación titular del León Verde y se encariñó con la institución a la que defiende con uñas y dientes dentro de la cancha. En los partidos, corre de un lado a otro mostrando su destreza y esfuerzo por el color verde.

«Tengo la suerte de estar en un club en donde me siento muy cómodo. Hacía tiempo que no me pasaba. La gente que está en el día a día te hace todo más ameno», afirma el futbolista que siente que el parate de nueve días aparece en un buen momento para corregir distintos aspectos del funcionamiento después de las tres derrotas al hilo. Despósito le dedica un tiempo a Vermouth Deportivo para charlar sobre el nuevo parate en el Fútbol Argentino y su presente en el Club Atlético Ituzaingó.

Vermouth Deportivo: ¿Cómo cayó el parate de nueve días y más teniendo en cuenta que tenía un partido clave ante Central Córdoba de Rosario?
Pablo Despósito: El parate nos cayó de sorpresa. Creíamos que no iba a pasar. Parece que es lo más acertado, era un momento importante. Igualmente nos viene bien, estábamos corrigiendo algunas cosas y parar, por la carga de partidos que veníamos teniendo, en cierto modo es positivo. Lo único negativo era que jugábamos contra el puntero y veníamos entusiasmado. Podemos seguir entrenando, ahora está más dirigido a la fuerza, se necesitan menos metros y se puede suplir. Además, nos dieron una parte de aeróbico que se puede hacer a la tarde. Esperemos que sea menos difícil que el anterior, sobre todo en duración de tiempo.

VD: ¿Cómo se trabajan estos días en tu cabeza y en el plantel para revertir las tres derrotas seguidas?
PD: En mi cabeza es una ambigüedad. Esto ya lo viví hace tiempo pero lo pude hacer. Por un lado, estoy contento y por otro, triste. Parar no me gusta pero puedo estar más con mi familia. Trato de manejarlo, no es fácil el encierro. Tiene que ver también con quién te rodea y yo tengo la suerte de que tengo un buen contexto familiar. Entiendo que no todos tienen esa realidad. Con respecto al plantel, estamos fuerte, sabemos que venimos de tres derrotas y que hay mucho para corregir. Pero también hemos hecho muchas cosas. Tiene eso de ilógico. Así como no merecíamos empatar el partido con Claypole, que perdíamos 3-0, o ganarle a Real Pilar en dos minutos, tampoco merecimos perder contra El Porvenir e Italiano. En esos juegos tendríamos que habernos llevado algo. Con San Martín de Burzaco, creo que fueron muchos errores nuestros y está bien que lo hayamos perdido.

VD: Te toca estar en un momento de crecimiento en Ituzaingó, ¿se nota desde adentro la fuerza que le mete la dirigencia en todo lo que es infraestructura?
PD: Tengo la suerte de estar en un club en donde me siento muy cómodo. Hacía tiempo que no me pasaba. La gente que está en el día a día te hace todo más ameno. El club crece abismalmente desde el campo de deportes hasta la sede social, eso que todavía no tenemos la suerte de jugar con gente. Desde adentro te hacen llegar el apoyo, si te dicen el 15, es el 15. Te dicen tal cosa y te la cumplen. Ojalá pueda quedarme mucho tiempo en Ituzaingó. Me hacen sentir importante y creo que el club va para largo crecimiento y más si podemos darles una alegría. Ojalá que lo podamos sacar de la categoría porque social e infraestructuralmente da para más.

VD: En lo personal, ¿sentís que estás en un buen momento por tener continuidad en el equipo titular?
PD: En lo personal me siento muy bien. Crecí mucho, mejoré muchas cosas que en el otro torneo no tenía. Sobre todo, la fuerza. Me siento un jugador más regular y obviamente tener continuidad hace que todo sea más fácil. Creo que estoy en un gran momento.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente