NUEVA CHICAGO 0 – MITRE (SDE) 0: SIESTA Y PESADILLA

Por: Marcelo Patroncini | octubre 9, 2019


Los santiagueños supieron dormirle la pelota al Torito en la tarde de Mataderos y así, tanto los de Rodolfo de Paoli como los de Gabriel Gómez, brindaron un soporífero 0 a 0. El Verdinegro consiguió su sexto empate en ocho presentaciones quedando junto a Almagro como la única escuadra que aún no cantó victoria en la temporada 2019/20 de la Primera Nacional.

Fue un bodrio por donde se lo mire. Posiblemente factores ajenos al fútbol condicionaron el espectáculo pero la temprana lesión de Matías Moisés en Mitre no influyó en lo ofensivo sino que, al contrario, potenció lo defensivo. Ni hablar que Nueva Chicago tuvo ventaja numérica durante casi una hora de reloj por la tarjeta roja que le propinó Mariano González a Agustín Verdugo y, ni así, pudieron doblegar a la visita.

En el primer tiempo hubo dos situaciones para destacar y, claramente, le pertenecieron al dueño de casa. Un bombazo de Leonardo Baima que se fue cerca del palo izquierdo del ex Unión de Santa Fe, Luis Ojeda. El otro, a los 43 minutos, un remate desde la medialuna de Facundo Mater, se fue rozando el travesaño para que marchen al descanso 0 a 0 con la particularidad que los de Gómez ya estaban con diez jugadores por la cartulina colorada mencionada con antelación.

En la complementaria, Nueva Chicago salió a buscar el triunfo pero no fue punzante. Iban 6 del capítulo final cuando el otrora Racing, Valentín Viola, capturó una pelota antes que se vaya por línea de fondo. «Titín» descargó hacia la puerta del área grande y allí, el canterano del Deportivo Maipú de Mendoza, Santiago González, le regaló una masita a Ojeda. Al cuarto de hora Rodrigo Izco cabeceó débil y también le solucionó la vida al uno de Mitre de Santiago del Estero.

De Paoli apostó con cambios ofensivos para quedarse con la victoria pero el equipo esta vez no le funcionó. Mauricio Asenjo, con pasado en Banfield, falló frente al arco a los 19 minutos del segundo tiempo y, cuando el reloj marcaba 34, el portero del Aurinegro se quedó en dos tiempos con un sablazo que sacó Baima en un tiro libre que tenía destino de red.

Mitre, con un hombre menos, soportó el tibio avance de su rival para cuidar el punto lejos de su casa. Nueva Chicago, que aún no ganó en la temporada, tuvo viento a favor para hacerlo en Mataderos, frente a su gente, pero aún así terminó ofrendándole un pálido, soporífero y aburrido 0 a 0 que pintaba más para siesta que para encuentro de fútbol.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente