MUÑIZ 1 – JUVENTUD UNIDA 0: UNA TARDE ERRÁTICA

Foto: Busdeslumpen

Por: Osvaldo Sosa | marzo 1, 2020


Muñiz venció por 1 a 0 a Juventud Unida en el marco de la cuarta fecha del Torneo Clausura 2020 de la Primera D disputado en el Estadio José María Moraños de Lugano y bajo el arbitraje de Nicolás Kresta. El único gol del partido lo convirtió Jhomar Molina Guerra. El Lobo Rojo erró tres penales mientras que el Rojo también falló uno.

Se jugó el clásico de San Miguel entre Muñiz y Juventud Unida, pero lejos de esa localidad. El partido se trasladó a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, más precisamente a la casa de Lugano, en el José María Moraños. La primera chance de gol fue para la visita. Jonathan Camargo enfrentó al arquero Alexis Romano, la picó y el 1 se lo llevó por delante. La pelota impactó en el travesaño y el juez del encuentro Nicolás Kresta retrotrajo la jugada y sancionó la pena máxima. Desde los doce pasos Brian Konecny se hizo cargo de la ejecución, pero Romano se agigantó y a los 26’ evitó la caída de su valla.

Minutos más tarde Ezequiel Moreyra fue derribado dentro del área del Lobo Rojo y ahora la oportunidad desde el punto del penal era para los hoy locales. Sin embargo Agustín Flores no pudo engañar al golero Braian García Carpio y este ahogó el grito de gol estirando bien contra el palo derecho. Para el complemento llegó el primer grito de la tarde. Tras la salida de un córner, el esférico le cayó a Jhomar Molina Guerra, metió un zapatazo formidable y estampó el 1-0 transitorio en el marcador.

A los 24’ nuevamente Camargo fue derribado dentro de la zona defensiva del Rojo y Kresta cobró tiro desde los doce pasos. Allí Iván Bentivegna tomó carrera, remató y el balón pegó en el travesaño. Tercer penal errado en la tarde, el segundo para la visita. Ya en tiempo de descuento, Romano salió mal a buscar la número cinco, cometió infracción y esto derivó en un nuevo penal para el elenco conducido técnicamente por Juan Steinbach. Ahora el ejecutor fue Camargo, pero la suerte no estuvo del lado del Lobo Rojo, porque su disparo fuerte al palo derecho, fue intercedido por el guardameta y de esta manera Muñiz se llevó la victoria en el bolsillo. Una tarde insólita en Lugano. Cuatro penales errados, un clásico que sin dudas quedará en la memoria de aquellos afortunados que pudieron asistir al José María Moraños.    

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente