Mientras espera por Tevez, Rosario Central volvió a convertir y se llevó el triunfo ante Godoy Cruz

Foto: @RosarioCentral

Por: Lautaro Romano | junio 16, 2022


El Canalla consiguió su primera victoria en el certamen al derrotar por 1-0 al Tomba con un gol de Gaspar Servio desde el punto de penal.

Se vivió como un desahogo. A Rosario Central se lo vio con otra cara después de la salida de Leandro Somoza. Con más peso ofensivo, mejor circulación de pelota y con más claridad a la hora de elaborar las jugadas. Y aunque le costó vulnerar a Diego Rodríguez, se terminó llevando el triunfo por 1-0 contra Godoy Cruz mientras espera la llegada de Carlos Tevez para ocupar el cargo de entrenador.

Lo buscó por todos lados el gol que no lograba convertir en la Liga Profesional. Incluso, tuvo la oportunidad desde los doce pasos cuando en el encuentro no pasaba nada, luego de que el árbitro revisara en el VAR una mano de Guillermo Ortiz. Lucas Gamba se hizo cargo, le pegó cruzado y el Ruso le adivinó la intención.

En un partido flojo, el local era el que proponía y el que generaba algo para destrabar el partido. Luciano Ferreyra se la llevó entre varias piernas, quedó mano a mano y el arquero volvió a ganar el duelo. Por su parte, el Tomba no encontraba respuestas en su juego. No era profundo, no conectaba con los de arriba y atrás tenía algunas dificultades pese a que plantó una línea de cinco.

Por lo mostrado en la primera parte, Rosario Central tenía más certezas que dudas. Y con determinación, las demostró en el arranque del complemento con dos llegadas muy claras. Primero con un cabezazo de Juan Cruz Komar que el Ruso voló para sacarlo. Después, con un potente remate al travesaño de Walter Montoya. Sí, sino era el guardameta, los palos le negaban el gol.

El conjunto rosarino, por lo menos, generaba algo. En cambio, los mendocinos seguían estancados. Y encima, se quedaron con diez por la expulsión de Néstor Breitenbruch que había ingresado hace cinco minutos y vio la cartulina amarilla dos veces en ese lapso. Insólito, pero un reflejo de lo que fue el equipo en el campo.

¿Podía ser peor? También, porque Matías Ramírez derribó infantilmente a Facundo Buonanotte en el área y otra vez, también tras revisarla en el VAR, el juez le dio un penal a favor del dueño de casa. Ante la sequía de los jugadores de campo, Gaspar Servio se paró en frente del balón y quebró la racha en 264 minutos para darle la primera alegría al Canalla.

Mientras espera el arribo de Tevez para que asuma como entrenador, Rosario Central cortó la sequía de goles y consiguió su primera victoria ante un flojo Godoy Cruz, que venía de dar el golpe contra Racing.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente