Llegó el primero, y espera por los otros tres

Gentileza: Fabián Agüero

Por: Juan Ignacio Rodríguez | mayo 7, 2022


Los PlayOffs de la Liga Nacional ya nos entregaron al primer semifinalista en esta jornada. Quimsa barrió su serie contra Oberá y en Misiones consiguió su boleto a la próxima instancia. Por su parte, San Martín aprovechó la localía y puso la serie 2-1. 

Oberá Tenis Club (Misiones) 75 (0) – Quimsa (Santiago del Estero) 90 (3)

La paridad fue absoluta en los primeros compases del encuentro. Los dos equipos comenzaron muy erráticos, con varias pérdidas y malas decisiones. El equipo misionero tomó la primera ventaja con un parcial 7-0 (18-11), pero la visita respondió con otro parcial, este 10-0 (21-18) para tomar la delantera. El primer corte llegó en el segundo asalto, cuando la Fusión pisó el acelerador en el tiro de larga distancia para sacar dos dígitos de diferencia. El equipo de Sebastián González dominó el segundo acto, y se fue ganando 48 a 39 al entretiempo.

El quiebre del encuentro, y la finalización de la serie llegó en el tercer cuarto. El equipo santiagueño no permitió que OTC descuente en el marcador, y con un gran dominio en la zona pintada liquidó el encuentro. La máxima ventaja del partido llegó a ser de 27  puntos (80-53), y a partir de allí, el líder de la fase regular jugó con el reloj a su favor. Solo restaba conocer el resultado final, y con un buen descuento del equipo misionero, el final fue 90 a 75. El último campeón del Super 20 superó esta serie 3-0, y ahora espera rival en semifinales.

Gentileza: Fabián Agüero

San Martín (Corrientes) 73 (2) – Gimnasia y Esgrima (Comodoro Rivadavia) 53 (1)

El segundo juego de la noche se llevó a cabo en el Fortín Rojinegro. No hubo un claro dominador en la primera mitad, porque el goleo fue bastante bajo y el ritmo muy bajo. Los triples llegaron en el final del primer cuarto, cuando el dueño de casa estaba jugando mejor. El segundo parcial fue el más disputado de todo el partido, con los dos equipos con problemas para anotar y defensas muy correctas. El goleo fue muy bajo en el segundo acto, con el local anotando 10 puntos, y la visita solo 13 tantos. En una primera mitad muy cerrada, el marcador al entretiempo fue 32 a 28 para el Santo

La vuelta tras el descanso largo trajo más paridad al encuentro, con el verde saliendo mejor y llegando a quedar atrás por una sola posesión (37-35). El equipo de Diego Vadell no perdió la concentración, y volviendo a las bases de su juego sumó un parcial 9-0 (51-37). A partir de este punto el juego ya estaba definido, y solo restaba conocer el marcador final. En los últimos 10 minutos los suplentes estuvieron varios minutos en cancha, y con un ritmo más bajo, la anotación también bajó. Sin problemas, el rojinegro se llevó el partido 73 a 53.

Gentileza: Federico Levita

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente