LINIERS: SEGUIRÁ LA CANCHA TORCIDA

Durante décadas la Topadora jugó en el Juan Antonio Arias sabiendo que las dimensiones eran irregulares. En ella logró tres ascensos de la menor de las categorías a la Primera C. Desde 1987 a la actualidad el famoso trapecio de General Villegas fue siempre un simpático reducto del ascenso al que, desde diversos organismos, mandaron a enderezar.

El estadio de Liniers no está ni clausurada ni suspendida. De hecho el viernes Yupanqui recibirá a Ituzaingó a las tres y media de la tarde con motivo de la séptima fecha del campeonato de la D. Y si bien algunas maquinarias comenzaron a trabajar en el terreno, las obras iniciadas se dieron detrás de un arco. Ante semejante panorama, por el momento seguirá la cancha torcida.

Si bien en las próximas horas la Asociación del Fútbol Argentino puede expedirse en pos de la suspensión del Juan Antonio Arias, por el momento todo indicaría que seguirán disputándose partidos allí. No sólo la Topadora usa su propia casa sino que también recibe quincenalmente a Yupanqui y también a Deportivo Paraguayo. Algo así como la casa del pueblo de la Primera D.

Los arreglos presupuestados para la famosa cancha torcida ascienden a 150 mil pesos. Desde Liniers informan que ya están manos a la obra para enderezar la falsa escuadra y lograr un verdadero rectángulo de juego. Eso sí, no está ni suspendida ni clausurada. El viernes a la tarde, habrá una nueva función en el estadio de Liniers.

Acerca de Marcelo Patroncini 17400 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web