JUVENTUD UNIDA (GUALEGUAYCHÚ) 0 – GIMNASIA (CONCEPCIÓN DEL URUGUAY) 0: UN EMPATE QUE DEJA ABIERTA LA SERIE

Por: Javier Dispaldro | enero 24, 2019


En La Vía, buscando un lugar en los 32vos de la fase final de la Copa Argentina 2019, se enfrentaron Juventud Unida de Gualeguaychú y Gimnasia y Esgrima de Concepción del Uruguay. El encuentro finalizó igualado sin goles y el domingo jugarán la revancha en la cancha del Lobo Entrerriano.

Luego de dejar en el camino a Defensores de Pronunciamiento, Juventud Unida recibió en el estadio de los Eucaliptos a Gimnasia y Esgrima de la vecina localidad de Concepción del Uruguay para disputar el partido de ida de la llave que brindará a uno de los equipos, el boleto a una nueva edición de la Copa Argentina.

El Decano arrancó mejor y antes de los sesenta segundos de juego, Juan Sánchez con una volea desde afuera del área reventó el ángulo derecho de Emilio Crusat, minutos después fue Pablo Alza quién no pudo definir con precisión y luego, el uno visitante salvo nuevamente la caída de su arco despejando tras una pifia de Jonathan Benítez a la salida de un tiro de esquina. El local hacía negocio por la banda derecha, Franco Lonardi desbordaba a su marcador por ese sector y en sociedad con Sacha Vela y Lucas Fiorotto, sacaban ventaja, siendo un riesgo constante sobre el arco de la visita.

Los dirigidos por Norberto Acosta salieron de ese asedio inicial y respondieron con un ataque a fondo comandado por Luciano Leguizamón por la punta izquierda que concluyó en un centro al segundo palo, por allí apareció Cristián Fornillo pero César Horst despejó el remate que tenía destino de red. Pasado el cuarto de hora, llegó nuevamente la Juve, Lucas Fiorotto le robó el balón a Ricardo Bernay, dejó en el camino a Nicolás Torres y buscó el primer palo, Emilio Crusat rechazó parcialmente y Ariel Alza, desde buena ubicación, le pegó mal y no consiguió enviar la pelota al fondo del arco.

Después de quince minutos frenéticos, el ritmo del partido se apaciguó, aunque revivió de repente con un tiro al ángulo de Luciano Leguizamón desde el borde del área tras una pared con Facundo Perassi que César Horst envió al córner. La intensidad del cotejo cayó definitivamente en el final de la etapa y, aunque fue un poco más el conjunto local, se fueron al descanso con el resultado en blanco.  

El juego se hizo más cortado en el complemento, tan solo un par de remates del larroquense Sacha Vela pusieron en peligro el arco del Lobo, que se replegó y controló mejor a los delanteros del León, aunque por otro lado, prácticamente quedó anémico de fútbol, en especial después de la salida por cansancio de su capitán, Luciano Leguizamón. Los dirigidos por la dupla Lenciza – Salas sintieron el esfuerzo realizado en el primer tiempo, la salida de Juan Sánchez también resintió el juego en la mitad de la cancha, Franco Lonardi ya no conseguía desequilibrar con su velocidad y, en consecuencia, el partido cayó en un pozo del que ya no hubo retorno.

Tras una breve interrupción por un apagón en una de las torres de iluminación del estadio, se disputaron los minutos restantes del duelo pero el cero a cero quedó sellado con el pitazo final de Adrián Flanklin. La definición quedó abierta y, en el encuentro revancha que tendrá lugar el próximo domingo en el estadio Manuel y Ramón Núñez, El Mens Sana de Concepción del Uruguay y el Decano de Gualeguaychú, buscarán un lugar en la fase final de la Copa Argentina 2019.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente