INDEPENDIENTE SANTA FE 2 – RAMPLA JUNIORS 0: BOCATTO DI CARDINALE

Dos delicias de Carlos Henao le dieron la clasificación a octavos de final al Cardenal de Bogotá. El conjunto del «Topo», Guillermo Sanguinetti, logró romper la paridad ante los Picapiedras gracias a dos pelotas paradas que se ejecutaron con mucha clase. Así, la escuadra colombiana, espera por su próximo rival que puede ser General Díaz de Paraguay o, su eterno clásico, Millonarios.

El 0 a 0 que ofrecieron Independiente Santa Fe y Rampla Juniors en Montevideo dejaba la llave completamente abierta para que los noventa minutos finales, en Colombia, sean prácticamente de vida o muerte. Así lo demostraron dentro del rectángulo de juego, con muchos roces, y definiendo todo a través de jugadas claves.

El primer tiempo tuvo al local más activo con remates de media distancia que no revistieron demasiado peligro. Con el correr de los minutos se fue emparejando la historia y el que transformó sus ideas en acciones concretas fue el conjunto de Uruguay. Un disparo desde afuera del ingresado Hugo Dorrego que se fue bien cerca del palo derecho de Leandro Castellanos, y una chilena sin fortuna de Cristian Olivera fueron las situaciones netas que generaron los de Julio Fuentes.

Recién sobre el final del primer tiempo avisó Independiente Santa Fe con un tiro libre perfecto del charrúa, Diego Guastavino, que su compatriota, Rodrigo Odriozola, logró desviar contra el ángulo superior derecho de su retaguardia. La pelota que parecía colarse terminó fuera del arco y así Rampla Juniors logró irse también al descanso con un 0 a 0 que prometía demasiado.

En la complementaria el Cardenal abrió la cuenta cuando iban 9 minutos. Una pelota parada, en la puerta del área, fue ejecutada con precisión y violencia por Carlos Henao que le rompió el arco a su contrincante. Si eso era un baldazo de agua fría para los Picapiedras, la expuslión de Gonzalo Rizzo en la siguiente jugada, echó todas las esperanzas por la borda. No obstante la diferencia numérica se emparejó rápidamente cuando Wilson Morelo tuvo una dura entrada sobre el arquero uruguayo y vio la roja directa en manos del peruano Diego Mirko Haro.

Con los colombianos apostados en ataque para bajar la persiana, los montevideanos contaron con alguna contra para igualar. Hasta que llegó un nuevo tiro libre de Henao, a los 38 de la segunda parte, pero esta vez sorprendiendo a todos con un zapatazo por lo bajo que volvió a incrustarse en un rincón difícil para Odriozola. Y ese tanto significó el final de la historia para sendas escuadras.

Rampla Juniors aguantó como pudo pero no tuvo la herramienta con la que sí contó su rival. En un ida y vuelta complemetamente cerrado, Independiente Santa Fe ganó 2 a 0 porque encontró su arma letal en la pelota parada. Ahora los de Bogotá quedaron entre los mejores 16 de la Copa Sudamericana 2018 y sueñan, claramente, con jugar el derby y ganarlo para acceder a cuartos de final de esta competencia.

Acerca de Marcelo Patroncini 17786 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web