Godoy Cruz venció a Rosario Central y festejó tras tres meses

Foto: @RosarioCentral

Por: Marcelo Patroncini | febrero 26, 2022


Se terminó el suplicio para el Bodeguero. No fue fácil, luchó muchísimo y hasta la pasó feo en Arroyito. Sin embargo el Expreso venció por 2 a 1 al Canalla en el Gigante y festejó después de siete fechas entre el torneo pasado y el actual. Oxígeno en los promedios para el conjunto de Mendoza.

El primer tiempo fue de mayor a menor. Rosario Central parecía estar mejor parado porque llegó con un buscapié de Walter Montoya que cruzó todo el área chica y, en la jugada siguiente, asustó con una palomita de Lucas Gamba que no entró porque entre el palo y el arquero de Godoy Cruz le ahogaron el festejo al ex Unión de Santa Fe.

El ida y vuelta fue una moneda corriente en Arroyito. Antes del cuarto de hora, Martín Ojeda pudo abrir la cuenta para los cuyanos. El ex Ferro y Racing dibujó una excelente jugada personal pero escogió pincharla ante la salida de Gaspar Servio para que la redonda se vaya por encima del travesaño. En la réplica, la Academia probó con Gino Infantino y Juan Espínola la mandó al córner con la yema de sus dedos.

Todo lo que se gestó y no se concretó en el capítulo inicial, ingresó en la complementaria. Godoy Cruz Antonio Tomba abrió la cuenta a los 12 minutos del segundo período. De un córner a favor de Rosario Central partió la contra de la visita con un pase de Elías López y una corrida de Ojeda que picó durante 60 metros y definió con clase en el cara a cara ante Servio.

El Canalla lo empató rápidamente. De un tiro libre que rebotó en la barrera, Espínola salió a buscar una pelota que se abría cada vez más. Marco Ruben, con suma inteligencia, volvió a meterla en órbita con una chilena y Facundo Almada de cabeza estampó el 1 a 1 cuando iban 20 de la etapa final. Sin embargo, en un pleito maravilloso por la intensidad y el deseo de ambos, el Bodeguero se quedó con el triunfo tras un gran pase de Gonzalo Abrego que le allanó el camino a Salomón Rodríguez para cortar la racha adversa del elenco cuyano.

Rosario Central masticó bronca, parecía estar mejor parado que su rival, pero fue el encargado de quedar en la historia como el equipo que le devolvió la sonrisa al conjunto de Diego Flores. Así, Godoy Cruz ganó 2 a 1 en Arroyito, respiró con alivio en la zona de los promedios, y sonrió después de 91 días sin hacerlo.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente