Flamengo ganó por Gabigol a Paranaense y es el Rey de América por tercera vez

Francisco Páez octubre 29, 2022


En el Monumental de Guayaquil Flamengo derrotó a Atlético Paranaense con gol de Gabriel Barbosa para coronarse como campeón de la Conmebol Libertadores 2022. La tercera Copa de su historia llegó de manera más que justa. Fue expulsado Henrique en Paranaense que luchó pero sin suerte. La coronación le vale al Mengão jugar el Mundial de Clubes y la oportunidad de ser monarca del Mundo. Excelente arbitraje del argentino Patricio Loustau.

En el Isidro Romero Carbo se definía la Conmebol Libertadores 2022. Flamengo en la busca de su tercera Copa ante el Atlético Paranaense que quería quedarse con el trofeo más importante de América por primera vez en su historia. Pero a juzgar por lo sucedido desde el principio en Guayaquil el que pareció más firme y con aplomo para disputar fue el equipo de Felipão Scolari que tuvo dos chances importantes para romper la paridad. Una oportunidad tras una falla de David Luiz y luego tras un lateral con tijera de Santana que no pudo ser de manera increíble. Como toda final es que el desarrollo estuvo trabado y le costaba soltarse al Mengão que cuenta con enormes variantes como apellidos para romper en cualquier momento. Un aspecto a tener en cuenta era la alta temperatura que había y acaso ahí podía ser que debían resguardar bien el aspecto físico. En caso de igualdad habría tiempo extra y luego penales de necesitarse. Filipe Luis salió lesionado y en su lugar Ayrton Lucas ingresó. Por el momento ni Gabriel Barbosa o Pedro, los temibles atacantes de Flamengo, podían entrar en juego. El mejor del juego era el arquero de Flamengo, Santos. Justo un ex Paranaense… Luego el partido fue más parejo pero no así con más oportunidades. Un prueba de fuego afrontaban ambos. Porque no podía tener peso arriba el Mengão fue porque el uruguayo De Arrascaeta no podía tenerla y Joao Gomes no podía cortar para jugar. Si algo tiene es un circuito aceitado a medida de sus grandes individualidades que ocupan distintos espacios. Los 35° grados a ras de campo se sentían y mucho. Pudo poner el equipo a correr cuando Santana no persiguió a Rodinei y abrió por ese callejón derecho un par de movimientos más propios del conjunto de Dorival. Le imprimió marca áspera Paranaense y empezó a cargarse de amarillas. Buen tino del juez Patricio Loustau para no dejar pasar una. Y a los 44, cuando estaba armado para la contra fue que Pedro Henrique, ya amonestado, vio la segunda y posterior roja. Eso podía cambiar y ofrecer a Flamengo una puerta para meterse al partido. Tenía mucha final por delante para imponer su idea. Felipão buscaba otro milagro,propio de su sello como entrenador. A lo largo de esta Conmebol Libertadores dio sobradas muestras. Cuando se extinguia la primera etapa es que Everton Ribeiro apareció y puso un centro preciso, quirúrgico para que aparezca Gabigol para la apertura del resultado. Un auténtico especialista que en su tercera final marcaba. Doblete ante River en Lima. Grito en el Centenario en la derrota ante Palmeiras y está conquista para un delantero hecho para esta clase de partidos. Todos al descanso luego de un primer tiempo sin vuelo, muy parejo pero que lo rompío la acción de la roja más la genialidad de Ribeiro. Tenía variantes en el banco Felipão para dar vuelta la historia.

Para el complemento ingresó Matheus por Santana en el Paranaense. Acaso se abrirían los espacios para Flamengo que es cuando más peligro demuestra. Paulo Bento le contuvo un mano a mano a Barbosa a los 6 minutos. Era algo que se exponía el blanco. Posesión pura empleó el ganador. La esperanza de la remontada estaba en Fernandinho, ex Manchester City que llegó este semestre, que cuenta con pase y quite. Canobbio y Rômulo fueron las variantes de Paranaense. El segundo tiempo transitó calmo y tranquilo a pedir de Flamengo. Tenencia larga y de derecha a izquierda. La última chance recaía con la entrada de Pablo que fue importante en la definición de la semifinal ante Palmeiras. Gol y asistencia en aquella noche en el Allianz Parque. Arturo Vidal entró a falta de 20 minutos. Acaso Dorival buscaba más músculo en el medio de cara al cierre. Lo que restaba se la jugaba con alguna patriada de Rómulo. Ribeiro, la figura del partido, administraba entre tanto ir y venir de su equipo que no podía cerrarlo. No lo liquidaba el Mengão y en ese remate de David Terans que dejó un rebote largo del golero Santos y nadie pudo aprovecharlo… El drama de los minutos finales era máximo. Apretó sobre el cierre mucho Paranaense que construyó su épica sobre los cierres de los partidos como ante Estudiantes y Palmeiras. Ese tiro libre de Terans sobre el cierre que contuvo Santos fue impresionante.

Dominador de principio a fin en una competencia dónde cada vez es más grande. Ya sea por poderío económico como de rendimiento. En su vieja guardia tuvo a sus mejores soldados. Everton Ribeiro. En su enorme goleador, Gabriel Barbosa. Porque les ganó a todos. Flamengo es campeón de la Conmebol Libertadores.


Temas



Otras Noticias




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *