Fin de una era: dos décadas después, la Champions League no verá a Cristiano Ronaldo ni a Lionel Messi

Se termina una etapa fantástica del fútbol: por primera vez en 20 años, la Champions League no tendrá a dos de sus mejores futbolistas de todos los tiempos. Ni Cristiano Ronaldo ni Lionel Messi formarán parte del próximo certamen europeo.

Con el traspaso de Lionel Messi a la Major League Soccer, la Liga de Estados Unidos, Europa atraviesa el final de una Era. Es que, anteriormente con la ida de Cristiano Ronaldo a Arabia Saudita y ahora con la marcha del argentino, el Viejo Continente perderá a dos de los mejores futbolistas de todos los tiempos.

A su vez, por primera vez en las últimas dos décadas, la Champions League no verá ni al portugués ni al argentino. La última vez que había acontecido este suceso fue en la edición 2002/03 y, desde entonces, todos los años vieron jugar a uno u otro.

El primero en hacerlo fue Cristiano Ronaldo en la temporada 2003/04, debutando el primero de octubre de 2003 con la camiseta del Manchester United en lo que sería derrota ante Stuttgart por 2-1. Desde entonces, el luso dio el presente en 183 ocasiones repartidas en 19 temporadas, vistiendo las camisetas del United, Real Madrid y Juventus, consiguiendo 141 goles y levantando el trofeo en cinco oportunidades.

Un año más tarde llegaría la oportunidad para Lionel Messi. El 7 de diciembre de 2004, el rosarino tendría su primera vez en el máximo certamen europeo en el duelo entre Barcelona y Shakhtar Donetsk, sufriendo la derrota por dos a cero en lo que sería el último juego de la fase de grupos. Desde entonces, el argentino acumuló 163 compromisos, concretando 129 goles estando en el conjunto español y en el PSG francés, y consiguiendo el trofeo en cuatro ocasiones.

Dos décadas después, ni Cristiano Ronaldo ni Messi formarán parte de la Champions League que comenzará en la segunda mitad de 2023. Sin lugar a dudas, el fútbol atraviesa el final de una Era…

Acerca de Lautaro Castiglioni 4818 Articles
Nació en febrero de 1996 bajo el apodo de "Laucha". En sus jóvenes años se volcó al fútbol y al basket para convertirse en un erudito del periodismo deportivo. Dueño de una pluma intachable y de una madurez envidiable. Su cable a tierra está en Pergamino.