FÉNIX 1 – SACACHISPAS 2: COMO SI FUESE AQUÉL ASCENSO

El Cuervo y el Lila supieron protagonizar partidos épicos en la temporada del cambio de siglo cuando ambos merodeaban en la Primera D. Justamente, uno de ellos, le valió un ascenso al equipo de Villa Soldati que, en una tercera final, venció 2 a 1 a quienes todavía moraban en Pilar. El mismo resultado, pero en Los Polvorines, le dio a los de Gustavo Cisneros una alegría casi parecida pero 18 años más tarde. Esta vez la victoria sirvió para salir de la traumática zona de descenso.

Sin dudas que la vida de Fénix y Sacachispas tuvo mucho que ver en las categorías menores. Corría el año 2000 y uno de los dos debía subir a la C pero, era tal la paridad, que un ida y vuelta no alcanzó para determinar quien era el campeón. El destino quiso que una década y media más tarde sean los de blanco y negro quienes peguen varios saltos de calidad hasta que también le tocó el turno a los porteños para verse las caras nuevamente en la tercera división del fútbol argentino.

A contrarreloj, el Lila sabía que no tenía más remedio que ganar. Lo había conseguido la fecha pasada ante Acassuso y, aprovechando el mal momento de Villa San Carlos, entendía que era ahora o nunca. Claro que también el local quería barrer su mufa de tres encuentros sin victorias para poder afirmarse dentro de los equipos que estarían jugando el Reducido.

Eduardo Dos Santos abrió la cuenta aprovechando un rebote de Nicolás Rodríguez que le dejó servida la pelota con todo el arco a su merced. Iban tan sólo 24 minutos del primer tiempo y Sacachispas se llevaba un premio enorme de la cancha de San Miguel porque hasta ese entonces el protagonismo era completamente de Fénix.

El debut de Lucas Nohra en el banco de suplentes del Cuervo mostraba un buen rendimiento de sus dirigidos pero que no podía plasmarse en el marcador. Fue el Cuervo quien llegó al empate con un disparo cruzado de Lautaro Schinnea en el que nada pudo hacer Hugo Acevedo. Pero la alegría duró poco para el local porque tres minutos después, el eterno Julio Serrano, sacó un tiro desde afuera del área grande que se metió contra el palo y volvió a darle el triunfo al equipo de Cisneros.

Fénix, una vez más, mereció más de lo que obtuvo. En este caso se quedó sin nada porque Sacachispas, como aquella final del año 2000, le ganó 2 a 1. Y si bien ninguno de los dos consiguió el ascenso, para los de Villa Soldati este triunfo fue algo prácticamente parecido porque ahora ven a San Carlos desde arriba y sueñan con la permanencia en la Primera B Metropolitana.

Acerca de Marcelo Patroncini 17496 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web