El último gol de Maradona con la Selección Argentina cumple 28 años

Argentina's Diego Maradona yells out as he and his teammates celebrate after Argentina scored their second goal during the 1994 World cup football match between Argentina and Greece on June 21, 1994 in Boston. At rear are, from left, Jose Chamot, Abel Balbo and Roberto Sensini. (Photo by Daniel GARCIA / AFP) (Photo by DANIEL GARCIA/AFP via Getty Images)

Por: Nicolás Ziccardi | junio 21, 2022


Un día como hoy pero de 1994 Diego Armando Maradona convertía su último gol con la Selección Argentina. Fue ante Grecia en Boston, un pequeño momento de la más pura magia en la previa a lo que terminaría siendo, forzadamente, la función final del Pibe de Oro en Copas del Mundo. Eterno e inolvidable.

La mitología griega ubicaba en el Olimpo al hogar de sus Dioses, allí palacios de cristal supieron albergar hasta doce deidades. Pero aquella tarde en Boston, Estados Unidos, el número clave fue el 10. Ya lo había sido en la obtención del Mundial 86, donde la leyenda se grabó a fuego en la memoria emotiva de la Patria Futbolera.

Diego Armando Maradona llegó a la Copa Mundial Estados Unidos 1994 resurgido de sus cenizas. Atrás estaba la sanción que lo tuvo 15 meses sin actividad, una agitada temporada en el Sevilla y la breve aventura en Newell´s. No fue parte del plantel Campeón en la Copa América 1993, tras ganar en aquel febrero la Copa Artemio Franchi (Hoy Finalissima), y su retorno para el Repechaje Internacional contra Australia significó el reencuentro definitivo.

La Selección Argentina debutó en USA 94 el martes 21 de junio en el Foxboro Stadium de Boston, enfrentado a Grecia por la primera fecha del Grupo D. La Albiceleste de Alfio Basile presentaba apellidos notables como Redondo, Balbo, Caniggia y Batistuta, quien facturó por duplicado en el primer tiempo y terminaría rubricando el 4-0 definitivo sobre el final.

Photo by DANIEL GARCIA/AFP via Getty Images

Pero todo pasaba por el número clave, el 10, ese que con la cinta de Capitán y un porte inconfundible comandó a quienes para varios formaron el mejor combinado nacional de la historia, aun en lo efímero de la obra. Corrían quince minutos del complemento cuando los apellidos notables se juntaron; Balbo con Redondo, Redondo con Maradona y en el medio Caniggia, seis toques, cinco de ellos de primera, para que Diego Armando termine recibiendo en plena medialuna.

El Pelusa se metió al área sacando un zurdazo inmortal, la mejor tradición futbolera Albiceleste colgándose contra el ángulo superior derecho de Antonis Minou. Golazo del Diego, previo a otro hito Mundialista que también cumple 28 años; ese grito sagrado de frente a una cámara.

El buche lleno de gol para el más grande de todos los tiempos, última pincelada del artista de los artistas. La más bella melodía sonando una vez más, mitología frente a los mismísimos griegos.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente