El increíble penal que se negaron a atajar en la elite de Honduras

Rabia. Furia. Todo eso junto sentía el plantel del Monstruo Verde que jugaba con diez hombres desde el primer tiempo ante el poderoso Ciclón Azul. Para colmo, Melvin Matamoros le dio un penal al local en la complementaria y cuando los de San Pedro Sula empataron cerca del cierre, el árbitro volvió a marcar la pena máxima para el conjunto de Tegucigalpa. Allí sucedió el bochorno por donde se lo mire.

Muy cerca del cierre de la primera rueda del Clausura 2022 de la Liga Betcris de Honduras, Motagua recibía a Marathón en un encuentro trascendental. El dueño de casa necesitaba triunfar para no perderle pisada a Olimpia y el campeón reinante, para colmo, goleaba a Platense en Puerto Cortés. No obstante, el pleito en la capital del país era más parejo hasta que todo derivó en un papelón.

El Ciclón Azul se puso en ventaja a falta de un cuarto de hora para el final del partido. Matamoros le dio un penal al dueño de casa y un viejo conocido en Argentina como Roberto Ramón Moreira Aldana acertó desde los doce pasos. A los 42 de la complementaria empató Edwin Solano pero eso no alcanzó para el Monstruo Verde. El local tuvo otra chance a través de la pena máxima.

Con furia, Denovan Torres, arquero de Marathón eligió no atajarlo. Se quedó parado, inmóvil, estático. Así Moreira Aldana, ex Comunicaciones, Ferro, y Deportivo Armenio entre otros, nunca tuvo un remate tan simple como el que anotó el segundo minuto de adición en Tegucigalpa. La igualdad quedó en el olvido y Motagua celebró el 2 a 1 que lo dejó a un punto de Olimpia para soñar con alcanzarlo antes del cierre de la primera rueda del Clausura 2022 en Honduras.

Acerca de Marcelo Patroncini 17496 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web