COMUNICACIONES – «EN JUNIO PUEDE SER MI RETIRO DEL FÚTBOL PROFESIONAL»

Comunicaciones cerró un 2017 en el que quedó en la puerta de un ascenso histórico a la B Nacional, en la final escandalosa frente a Deportivo Riestra, aunque ganó de todas formas. Porque en estos 12 meses bajo la conducción técnica de Alejandro Orfila, el equipo transmitió una idea de siempre respetar al rival, y de desplegar un buen fútbol.

En este proyecto, mucho tienen que ver los jugadores de mayor experiencia, y uno de ellos en Ángel Vildozo, quien llegó a Agronomía para esta temporada, y contó como vivió estos meses en el Cartero, su rol con los más chicos, la posibilidad de haber colaborado con All Boys a pesar de no haberse podido retirar allí, como lo deseaba, y la posibilidad de colgar los botines en junio próximo.

Te fuiste habiendo jugado pocos partidos de All Boys y recalaste en ese Comunicaciones que venía de perder ese ascenso famoso con Deportivo Riestra ¿Qué balance haces de estos seis meses?
Fue un semestre en el que disfruté mucho el fútbol porque con Alejandro (Orfila) teníamos una identificación futbolística similar, y lo pudimos disfrutar. Hay un trabajo en Comu que se basa en trabajar mucho con los chicos, y los que tenemos más experiencia podemos volcar todo lo que hemos aprendido, y la verdad que el día a día es muy reconfortable. Quizás es mi último año como profesional, estoy tratando de disfrutarlo, y siempre con las metas puestas: Comunicaciones tiene que entrar al reducido y pelear el ascenso nuevamente. Ahora hay que estar preparados para una nueva pretemporadacon Diego Martínez, a quien tuve como compañero en All Boys, y que también tiene una idea similar a la de Orfila, así que sé que vamos a intentar de ser protagonistas.

¿Es tu último año como profesional?
La verdad es que lo estoy analizando. Es una posibilidad muy grande porque acabo de cumplir 36 años y esa es una edad importante. Siempre soñé con poder terminar jugando un buen fútbol, y de buena manera en los entrenamientos, en el día a día, el estar bien, y no estar tan lastimado. En un principio mi sueño era retirarme en All Boys, que no se pudo conseguir, y creo que Comunicaciones es un club en el que he tenido una historia, que siempre me ha tratado muy bien, y creo que puede ser en junio mi retiro del fútbol profesional.

Perdieron algunos jugadores claves de ese equipo que casi sube a la B nacional, pero Orfila logró mantener la idea, y no se sintieron mucho, a pesar de que hoy se encuentran un poco lejos de esos primeros puestos, y no pudieron lograr meterse en la próxima Copa Argentina. ¿El objetivo es comenzar a escalar posiciones, o es indistinto, y la idea es entrar al reducido?
No pudimos entrar en la Copa Argentina porque en las útlimas fechas nos fue mal, y los resultados no nos acompañaron. Pero la realidad es que el club mantiene bien firmes las ideas. Comunicaciones sabe que necesita sacar jugadores de inferiores, necesita promover jugadores, y por eso se refuerza poco y con jugadores muy puntuales, que sean referentes y con experiencia. Este club le da mucha importancia a los chicos y la mayoría de los clubes, si siguen estos pasos, van a poder organizar sus economías. Están haciendo las cosas bien. Orfila ayudó mucho en eso, y seguramente ahora con Diego Martínez se seguirá, y nosotros, los más grandes, seguir colaborando aportando nuestra experiencia a los chicos porque el futuro de los clubes dependen de ellos.

¿En cuanto al club cómo lo ves institucionalmente, teniendo en cuenta un poco lo que decías de la idea de no comprar por comprar?
Yo creo que es fundamental todo lo que están haciendo. Un club como Comunicaciones que estuvo en la quiebra. Que estuvo cerca de ser cerrado hasta que los hinchas tomaron el club para defenderlo, idearon un proyecto con técnicos que no sean tan costosos y que piensen en las inferiores, que los más grandes y que ex jugadores los ayuden, y una idea de siempre promover chicos del club y de no excederse en los refuerzos, no tener planteles tan largos… All Boys podría seguir esos pasos para organizarse y no tener los problemas que tiene.

¿El objetivo para este 2018 es el ascenso?

Si, siempre. Comunicaciones estuvo tan cerca el año pasado que obviamente este 2018, el objetivo es el mismo, pero sin hacer locuras. Siempre con una idea, y tratando de transmitir el mensaje de Comu de no ganar como sea, sino una ideología, con un Fair Play, con respeto hacia el rival, tal y como lo hicieron con Riestra. Los chicos aprendieron que siempre se respeta al rival, que pueden ser eso, y no enemigos. Creo que hay una forma de encarar el día a día, y de esa forma, en algún momento, el ascenso se va a dar.

¿Qué significa para vos, un hombre de la casa, volver a All Boys para un evento benéfico, y que la gente te haya recibido con tanto cariño?
Sí, la verdad que es una alegría enorme, que uno a veces no le toma dimensión. La realidad es que pasé muchos años en el club, pero no tuve la suerte de haber conseguido títulos como otros que han logrado ascensos y campeonatos. Lo que sí, he pasado mucho tiempo en lo que es pensión, en el club, en el barrio y eso me genera una identificación con la institución, y que la gente me trate con ese cariño es muy gratificante.