BROWN (ADROGUÉ) 1 – VILLA SAN CARLOS 0: LLODRÁ CONMIGO

Brown de Adrogué venció 1 a 0 a Villa San Carlos en el minuto 92 de 95 jugados y conserva la punta de la B Metropolitana. El partido tuvo cuatro expulsados y fue golpe por golpe desde el minuto 32 del primer tiempo. El gol agónico lo marco Leonel Llodrá. Con lo que hay que tener, Brown sigue soñando.
En la previa uno podía adivinar un partido relativamente se

image

ncillo para el puntero del torneo ante uno de los peores equipos del mismo. Sin embargo, Villa San Carlos salió a buscar el partido desde el primer minuto. Con jugadores rápidos por las bandas, la Villa intentó desbordar constantemente al Tricolor que entró dormido a la cancha. Con el transcurso del encuentro, la visita se fue quedando y Brown aprovechó para hacerse con el dominio del balón.
El partido se daba de manera normal hasta que en el minuto 30, Sproat y Barbosa por Brown y Slesack y Figueiredo en San Carlos ven la roja por una pelea que tuvieron, que no quedó muy clara. Desde ese momento, ambos equipos quedaron con 9 y cualquier análisis de juego que se quiera hacer pierde sentido. Los conjuntos se re armaron como pudieron: 3-3-2 los de Adrogué y 4-3-1 los de Beriso. Así terminó la primera mitad.
El segundo tiempo los 9 jugadores por lado salieron más ordenados por la charla de sus técnicos. De todas formas, el partido siguió siendo al golpe por golpe, pero con un San Carlos que jugaba al contragolpe y un Brown que proponía buen juego asociado. Los dos equipos tuvieron sus chances de gol, pero lo más interesante llegó sobre el final. La visita ya había agotado sus cambios para armar dos sólidas líneas de cuatro para defender un buen empate. Faltando 10 minutos para em término del partido, se lesionó Guillermo Esteban, defensor del Trico. Contra toda lógica, o siguiendo la lógica de que un empate era lo mismo que una derrota en ese contexto, Pablo Vico pone a Leonel Llodrá, delantero de área, dejando sólo un central y un lateral en la defensa y metiendo prácticamente cuatro delanteros. Pasado el minuto 90 todo parecía indicar un 0 a 0 inamovible. Pero Brown arma una linda jugada colectiva por izquierda para que Quiroga meta un centro pasado que no alcanza a despejar la defensa de la Villa y Llodrá defina mano a mano ante un arquero que opuso poca resistencia. Y se desató la fiesta en Adrogué. Esa ilusión que ya parecía ida, volvió a todas las almas que llenaron el Lorenzo Arandilla. Tras el gol, el grito ensordecedor al ritmo de «el Trico va a volver» resonó en todo zona Sur y las lágrimas de felicidad inundaron el estadio.
Con esta victoria, Brown es el único líder de la B Metropolitana, a la espera del resultado de Estudiantes de Buenos Aires, que en el caso de ganar el miércoles lo alcanzará en la punta. Faltan tres fechas y el torneo está hermoso. Claro, si no sos de Brown, en ese caso, es para Llodrar…