Betis lo empató en la agonía pero el Frankurt lo ganó en la última del alargue

Las Águilas habían triunfado en España y confiaban en liquidar la serie en Alemania. Los del austríaco Oliver Glasner aguantaron el resultado pero un gol agónico de Borja Iglesias forzaba el alargue y los penales. Tras el 1 a 0 Verdiblanco al minuto 120 llegó el agónico tanto germano para colocar el empate definitivo que lo metió en cuartos de final de la Europa League.

Eintracht Frankfurt fue de mayor a menor porque quiso anotar desde temprano para liquidar el asunto pero después pasó a conformarse con el empate que también le servía. Betis se salvó en el arranque ya que el palo se lo negó a Ansgar Knauff. Más tarde, Rui Silva se quedó con una situación clara de Djibril Sow y otra del ex River, Rafael Santos Borré.

Con la obligación de ir a buscar el gol para seguir con vida, Manuel Pellegrini metió mano en los camarines. Los del chileno salieron enfurecidos a la complementaria y exigieron a Kevin Trapp que frenó una ocasión del francés, Nabil Fekir cuando el pleito llevaba 10 minutos de la segunda mitad. Die Adler también contó con alguna llegada de riesgo pero nuevamente el palo le prohibió la celebración a Filip Kostic con su tiro libre.

Betis parecía quedarse con las manos vacías hasta que cerca del cierre asustó con una ocasión que Borja Iglesias mandó por arriba del travesaño. Más allá de eso, el delantero español tendría revancha y en tiempo de descuento remató un centro de Fekir para batir la resistencia del Eintracht Frankfurt y silenciar al elenco alemán. Era el momento de tener media hora más por delante.

Después que dos veces el parante le niegue la alegría al local, fue la visita quien se topó con el travesaño en una situación de Borja Iglesias que estuvo a milímteros de ser el verdadero héroe de la jornada. Sin embargo, cuando todo parecía que se iba a la tanda de penales, las Águilas tuvieron una pelota parada. Hinteregger fue a buscar, conectó como pudo, Rui Silva quedó a mitad de camino, y Guido Rodríguez terminó metiéndola en contra para desatar el festejo del elenco vestido de negro.

Betis estuvo cerca de estirar todo a los remates desde los once metros y definir la llave con una lotería que podía dejarlos entre los mejores ocho de la competencia. Frankfurt, que había ganado en Sevilla, parecía quedarse sin nada en casa con el gol agónico de Borja Iglesias. Sin embargo, un tanto de ellos, en el último suspiro, puso las cosas 1 a 1 para mandarlos directamente a cuartos de final de Europa League.

Foto: Photo by DANIEL ROLAND/AFP via Getty Images

Acerca de Marcelo Patroncini 17400 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web