BERAZATEGUI: «VINE CON EL PROPÓSITO Y EL SUEÑO DE PODER SALIR CAMPEÓN»

Foto: Agus Bugner

Por: Marcelo Patroncini | mayo 29, 2021


Nació en Entre Ríos, conoció la gloria deportiva en Salta, pero tuvo lindos momentos futbolísticos en el sur del Gran Buenos Aires. Tras lograr objetivos con Central Norte y Gimnasia y Tiro, Eduardo Burruchaga tuvo la oportunidad de volver a la capital del país donde empezó a forjar su carrera. Tras las inferiores en Banfield, el zaguero se convirtió en un trotamundos del fútbol de ascenso hasta recalar, con 32 años, en el Naranja. Vermouth Deportivo conversó con el defensor sobre su pasado, presente, y futuro que repasamos en esta nota.

Vermouth Deportivo: Después de años estando en el interior, ¿qué te generó volver al fútbol metropolitano y vestir la camiseta de Berazategui?
Eduardo Burruchaga: Primero me generó emoción por volver al fútbol porque, en el momento del llamado de Berazategui, estábamos en pandemia y no se podía ni salir a correr al aire libre en Salta. Fue una sorpresa muy linda, con un desafío enorme de volver a Buenos Aires, al fútbol metropolitano que era algo que me gustaba hace tiempo poder venir. El llamado de Berazategui, que es un club grande de la categoría y del que conocí su historia por compañeros que habían jugado, fue algo muy lindo. El desafío que hay en el club me generó sensaciones y expectativas muy lindas. Quiero agradecerle a todos en el club por abrirme las puertas y por la predisposición desde el primer momento en el que llegué. En especial al presidente, al «Mata» Rodríguez, que fue el primero que me llamó y por eso estoy muy agradecido a todos.
VD: Como conocedor de varias categorías, ¿cómo describirías a la Primera C?
EB: La describiría como una categoría muy dura y muy pareja, pero muy linda a la vez. A pesar de ser así, a la hora del juego y de los rivales, también es una categoría que se puede jugar. No solamente es un juego parejo y duro, sino que se puede jugar y hay equipos que lo intentan más que otros pero se lo puede lograr como equipo y eso también es muy lindo. También se nota la evolución y el crecimiento de la categoría en cuanto a las canchas.
VD: Hasta el momento has jugado un gran campeonato, jugaste en un buen nivel, incluso convertiste un gol, ¿cómo te sentís personal y futbolísticamente?
EB: Me siento muy feliz y agradecido a Dios de poder estar en el fútbol y sentir ese espíritu amateur que te lleva a poder disfrutar la preparación y no solamente los partidos. En lo futbolístico estoy muy contento de tener una regularidad y de seguir creciendo partido a partido manteniendo como base esa regularidad de la cual hablaba.
VD: El equipo fue irregular en cuanto a resultados, hubo partidos donde posiblemente merecieron más y no se les dio, ¿qué balance hacés a mitad de torneo del presente de Berazategui?
EB: El balance es que justamente no pudimos lograr esa regularidad en cuanto a resultados como equipo. Muchas veces lo hicimos bien desde el juego pero no lo pudimos plasmar en los resultados. En eso estamos trabajando y es por lo cual seguimos preparándonos para lo que resta del torneo.
VD: Hiciste inferiores en Banfield, jugaste con el «Chucky» Ferreyra, ¿qué recuerdos tenés de aquél entonces?

EB: Los mejores recuerdos porque es un club que me marcó para toda la vida en cuanto a la formación no sólo como jugador sino también como persona. Siempre voy a estar agradecido porque aprendí infinidad de cosas y es algo que siempre me gustó eso de aprender algo nuevo todos los días en el club. Recuerdo muchas cosas vividas, la verdad que, en este caso, el «Chucky» Ferreyra que si bien es más chico que yo, jugamos juntos en Reserva, entrenamos. Puedo nombrar otros como Cristian García, que es un amigo, James Rodríguez que estaba en ese momento porque no había llegado a Primera todavía. Fueron momentos muy lindos que se vivían y se disfrutaban con ese espíritu de jugador amateur y, la verdad, que son los mejores y hermosos recuerdos.
VD: Tuviste la oportunidad de jugar en los grandes de Salta como Gimnasia y Tiro, Juventud Antoniana, Central Norte, ¿qué te dejó Salta como provincia en toda tu carrera?
EB: Lo primero que puedo decir es que me dejó a mis hijos y el conocer a Cristo en este último tiempo a través de un compañero. En cuanto a mi carrera me deja lo más importante porque, en lo referido a logros, fue donde pude estar en dos ascensos. En Gimnasia y Tiro, cuando era más chico, donde aprendí y disfruté muchísimo, y en Central Norte, ya más grande, que también lo valoré desde otro lugar. Estoy eternamente agradecido a todos los clubes que me abrieron las puertas, y a las personas que siempre me han tratado muy bien. Fueron muchos años de haber vivido en Salta así que obviamente hay muy buenos recuerdos, me deja muchas amistades y muchas cosas lindas, por eso siempre voy a estar agradecido.
VD: Con más de 200 partidos sobre tus hombros… ¿qué sueños tiene aún Eduardo Burruchaga por cumplir como futbolista?
EB: Hoy sueño más que nunca en seguir creciendo como jugador y como profesional, y en cumplir un propósito y un sueño con el que vine acá a Berazategui. Vine con el propósito y el sueño de poder salir campeón y lograr cosas importantes en el club. Gracias a Dios hoy puedo prepararme todos los días para poder lograrlo algún día.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente