BERAZATEGUI 0 – VILLA SAN CARLOS 4: EL QUE QUIERE CELESTE, QUE LE CUESTE

El Villero, recién descendido de la B Metropolitana, goleó por 4 a 0 al Naranja jugando de contragolpe. Así los de Berisso le hicieron al local más tantos de los que había recibido hasta el momento en el torneo y, el experimentado Matías Villavicencio, volvió a recibir una tarjeta roja encendiendo todo tipo de alarmas.

“Vayan y contraataquen”, pareció ser la orden que dio Miguel Ángel Restelli para sus dirigidos. Durante toda la primera mitad el Celeste buscó el error del conjunto local y con la velocidad de sus delanteros pudo hacer daño a la defensa rival.

Con este método Villa San Carlos consiguió abrir el marcador y aumentar la ventaja, con goles de Alejandro Lugones y Matías Brianese. El primero de estos ocurrió al minuto, tras una recuperación de la visita en la mitad de la cancha. Con rápidos pases dejaron al jugador de apellido similar a una autopista sólo en el vértice del área para que pudiera asistir al número 11 quien, con calidad, envió el balón dentro del arco.

La pelota volvió a inflar las redes 15 minutos después, luego de un robo en la medialuna del área rival y nuevamente el 10 asistió a su delantero, el cual definió al palo derecho del arquero con mucha comodidad. Desde ese momento los locales comenzaron a atacar mucho más. El entrenador retiró a Nicolás Gonzalez, el central amonestado e ingresó Cristian Milla quien generó muchas oportunidades para los dirigidos por Guillermo Szeszurak. No obstante brilló el otrora Estudiantes de La Plata, Nicolás Tauber, para que su valla quedase invicta en el Norman Lee.

Ya para el complemento, la vida útil de la resistencia local se fue acabando. A los cuatro minutos Cristian Risko marcó el tercer tanto y 20 después volvió a batir al portero, tras dos jugadas dignas de un encuentro de fútbol sala en las que se dejó al punta enfrentado al arquero. Sumado a estas situaciones, Matías Villavicencio e Iván Sacino vieron la tarjeta roja frente a ellos por fuertes patadas a sus rivales y debieron desfilar hacia el vestuario.

Por otra parte, cabe destacar el aliento de los hinchas en la popular del Norman Lee, quienes a pesar de la abultada goleada no dejaron de alentar, con excepción de diez minutos en los que mostraron su disconformidad con la dirigencia y el cuerpo técnico  y con los futbolistas al pedirle que transpiren la camiseta.

Con esta nueva derrota, Berazategui se vuelve a alejar de la punta del campeonato, pero se acerca también a la temible zona de descensos. Por su parte el Villa San Carlos aprovechó la goleada por 4 a 0 para asegurarse al cabo de esta jornada tercer puesto detrás de Alem y Deportivo Armenio, en la lucha por volver a la B Metropolitana como hasta el torneo pasado.