Barcelona derrotó a Betis en penales y es finalista en la Supercopa

El Blaugrana batalló más de la cuenta y derrotó al Verdiblanco en la noche de Arabia Saudita. Después de un 2 a 2 en dos horas de juego, el finalista de la Supercopa de España se definió por penales y los de Xavi vencieron a los del «Ingeniero» Pellegrini por 4 a 2 para llegar con el pecho inflado al juego del domingo ante Real Madrid.

Barcelona salió a la cancha con decisión y apostó a asfixiar al Betis. Los sevillanos se defendían, cerraban los circuitos, y sufrían mucho hasta que pudieron crear la primera situación de real peligro en Medio Oriente. Allí parecía emparejarse el asunto.

A los 22 minutos, Nabil Fekir aprovechó un gran error de Jules Koundé, esquivó a Marc-André ter Stegen y cuando parecía que anotaba el primero para el Verdiblanco. Sin embargo, una vez más como en los últimos partidos, Ronald Araújo apareció para evitar la caída de la valla Culé.

En la jugada siguiente, Barcelona anotó a través de un centro de Raphinha que Pedri conectó por detrás de todos. Sin embargo, más allás de los abrazos catalanes, la jugada quedó anulada por offside y así podía respirar tranquilo Betis en Arabia Saudita.

Los de Pellegrini, a la media del primer tiempo, coquetearon con el gol y acabaron erigiendo como figura a Marc-André ter Stegen. El alemán le tapó un cabezazo a quemarropa a Germán Pezzella que, en cualquier otro partido, termina en festejo del argentino.

Barcelona, en una gran acción individual de Ousmane Dembélé puso el 1 a 0. El francés recortó a Aitor Ruibal y descargó para Robert Lewandowski. El polaco falló en el primer intento aunque, de arremetida, no perdonó a Claudio Bravo en la segunda. Betis, golpeado, no tardó en reaccionar.

Antes del entretiempo, los sevillanos contaron con dos situaciones claras para empatar pero Ter-Stegen brilló para ahogarle las celebraciones a Rodrigo Sánchez y Luiz Hernique. El Blaugrana, confome con el resultado parcial, bajó la intensidad y lo pagaron carísimo.

Con el correr de la complementaria se fue desdibujando la escuadra Culé, dejó crecer al Blanquiverde, y Xavi se apresuró con una serie de modificaciones. El equipo de Pellegrini fue encontrando espacios, probó con un tiro de Guido Rodríguez, y pasada la media hora del segundo período encontró la igualdad.

Iban 31 de la segunda mitad cuando Juan Miranda avanzó por izquierda y descargó para Luiz Henrique. El brasilero, a la altura de la medialuna, la pisó dos veces, dejó en ridículo a Ferrán Torres y descargó para Fekir que sacudió con potencia mientras ingresaba como una locomotora por flanco diestro.

Betis puso nuevamente en jaque a Ter-Stegen para ganarlo pero el alemán le salvó la vida a un Barcelona que pudo llevárselo antes del tiempo extra con gol de Lewandowski anulado por offside y, más tarde, con una ocasión dilapidada por Ansu Fati.

Justamente, Ansu Fati fue clave en el inicio del suplementario para cambiar otra vez la historia en Arabia Saudita. Marcos Alonso metió una pelota parada en el área con mucha rosca y el despeje le sirvió el esférico al nacido en Guinea-Bisáu que le pegó de una. El zurdazo venenoso se guardó contra la base del palo izquierdo de Bravo y desató el festejo catalán en el King Fahd Stadium.

El conjunto Culé creía tener nuevamente en sus manos la victoria y el pasaje a la final de la Supercopa de España pero fueron los de Pellegrini quienes no se dieron por vencidos. Así, antes del cambio de lado camino al segundo tiempo extra, Luiz Henrique dibujó una pared maravillosa y asistió a Loren Morón que empujó en el área chica para emparejar nuevamente el score.

Sin energías al cabo de dos horas de partido, la contienda se dirimió por penales. Willian José anotó para los sevillanos, Lewandowski hizo lo propio para los catalanes. Morón estiró la ventaja y rápidamente emparejó Franck Kessié.

En el tercer disparo, Ter Stegen brilló tapándole el zapatazo a Juanmi. Para el conjunto Culé, la alegría llegó en los pies de Ansu Fati para ponerse en ventaja y luego continuó con una salvada del guardameta alemán a William Carvalho.

El gol definitivo de Pedri dejó con las manos vacías a Betis. Tras dos horas de una dura batalla que acabó 2 a 2, Barcelona se impuso por 4 a 2 en la tanda de penales para meterse en la final de la Supercopa de España que dirimirá el próximo domingo con Real Madrid.

Foto: Photo by FAYEZ NURELDINE/AFP via Getty Images

Acerca de Marcelo Patroncini 17827 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web