Banfield y Quilmes, un nuevo capítulo de violencia en Argentina

Foto: Vermouth Deportivo

Por: Marcelo Patroncini | marzo 3, 2022


La sede le sentaba bien a dos equipos que llegaban del sur del Gran Buenos Aires pero algo falló. Una vez terminado el encuentro entre Banfield y Dock Sud por la fase inicial de la Copa Argentina en cancha de Quilmes, el caos volvió a reinar en las afueras del estadio donde hinchas del Taladro se cruzaron con sus pares del Cervecero.

Se juega como se vive diría una vieja máxima del fútbol argentino. En parte hay mucho de cierto pues el déficit educativo, el pelearse simplemente por pertenecer a otro barrio, por llevar otros colores, ha sido moneda corriente en el deporte más maravilloso de todos. Eso sucede en todo el mundo pero aquí se ha potenciado aún mucho más.

A ciertas escaramuzas que hubo en la tribuna de Dock Sud, con dos facciones de hinchada separadas por una bandeja e intento de robo de banderas, se sumó el show de la salida. Según allegados y diversos medios, un sector de la hinchada de Quilmes intentó emboscar a la parcialidad de Banfield. Allí se desató nuevamente la barbarie.

Los vecinos reportaron disparos, piedrazos que impactaron en automóviles y en viviendas. El cruce se dio en Laprida y O´Higgins, a diez cuadras del estadio Centenario. Sin dudas todo estaba calculado para saber que los buses del Taladro pasarían por esa zona. Y otra vez, el fútbol, que nada tiene que ver con esto, se manchó por culpa de los violentos.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente