B. MONCHENGLADBACH 1 – B. LEVERKUSEN 3: LEONES SUELTOS EN BORUSSIA-PARK

Bayer Leverkusen venció por 3 a 1 a Borussia Mönchengladbach en el marco de la vigesimoséptima fecha de la Bundesliga disputado en el Estadio Borussia-Park y bajo el arbitraje de Sören Storks. Los goles para Los Leones fueron convertidos por Kai Havertz, uno de ellos de penal y Sven Bender. Para Los Potros descontó Marcus Thuram.

En el inicio del cotejo comenzó mejor la visita. A los cuatro minutos de juego Kerem Demirbay hizo la individual y entre cuatro marcadores sacó el remate que tapó el golero Yann Sommer. 120 segundos después, recuperación rápida del balón por parte del Bayer en el mediocampo, pase exquisito de Karim Bellarami para la entrada en soledad de Kai Havertz, el joven delantero definió de manera sutil y entre las piernas ante el achique de Sommer y convirtió el 1-0 parcial.

El dueño de casa sufrió la baja tempranera a los 11′ Breel Embolo y en su lugar ingresó Lars Stindl. A los 27′ lo tuvo Bellarami para estirar la diferencia en el marcador pero se topó con la gran respuesta del portero suizo. Hasta los 40′ el encuentro cayó en su nivel y no hubo grandes ocasiones de gol, hasta que Borussia se animó un poco más y avisó con un bombazo de Florian Neuhaus desde afuera del área que complicó al guardameta Lukás Hrádecky que en dos tiempos evitó la caída de su valla. Sobre el final de la etapa inicial se lo perdió dos veces el Leverkusen. Primero con un remate de Havertz al travesaño y en el rebote no pudo concretar Demirbay que se topó con el defensa adversario que le ahogó el grito de gol casi en la línea.

Para el complemento comenzaron mejor Los Potros. A los cuatro minutos Ramy Bensebaini probó desde afuera del área con un remate un tanto defectuoso. Sin embargo a los seis y tras una gran jugada colectiva, Marcus Thuram con un excelente disparo, casi tomándola de aire, venció la resistencia de Hrádecky y anotó el 1-1 transitorio. Unos instantes después el francés nuevamente tuvo la chance de dar vuelta el marcador. Le ganó la espalda a Aleksandar Dragovic, intentó definir entre las piernas del golero finlandés que achicó muy bien ante dicha definición.

A los nueve Bellarami ingresó al área rival, sacó un remate cruzado pero Nico Elvedi le cometió infracción y tras la revisión del VAR, el juez Stors sancionó la pena máxima. Desde los doce pasos Havertz no falló, pese a que Sommer le adivinó la intención, este no pudo evitar el gol y el 2-1 a favor del conjunto visitante. Ya en el minuto 19’ Thuram dentro del área metió un taco/asistencia para Elvedi que no pudo definir con precisión y Hrádecky se agigantó para evitar la igualdad transitoria. La contienda cayó en su nivel. Los locales seguían buscándolo, pero no eran claros en los metros finales. Moussa Diaby tuvo el tercero para los de Peter Bosz, pero el arquero suizo respondió con creces.

Finalmente a diez minutos para el final del juego, tiro libre desde el sector derecho ejecutado por Demirbay, en el área chica apareció Sven Bender que le ganó el mano a mano a su marcador y con un excelente cabezazo puso el 3-1 para el equipo fábrica. Los dirigidos por Marco Rose tuvieron dos ocasiones para achicar la diferencia parcial. En ambas participó Alassane Pléa. Primero con un testazo que se fue apenas afuera y luego con un disparo que tapó el portero adversario. Sin tiempo para más, el Bayer Leverkusen ganó en su visita al Borussia-Park, alcanza le tercera colocación en la tabla general y la próxima jornada será local ante Wolfsburgo, el martes a las 15:30. Mönchengladbach hará lo propio cuando será visitante del Werde Bremen en Weserstadion.