Atalanta arrasó al Marsella y logró un histórico boleto a la final de la Europa League

Atalanta's Italian defender #22 Matteo Ruggeri celebrates with Atalanta's Nigerian forward #11 Ademola Lookman after scoring during the UEFA Europa league second leg semi-final between Atalanta and Marseille at Bergamo's stadium on May 9, 2024. (Photo by Marco BERTORELLO / AFP) (Photo by MARCO BERTORELLO/AFP via Getty Images)

La era Gian Piero Gasperini merecía un premio de tal magnitud. Sin demasiado renombre pero acertando en planteos y talentos de oferta, los Oróbicos consiguieron meterse en la contienda decisiva de la Europa League tras batir a los Focenses. En la ida fue 2 a 2 en Francia pero en Italia la victoria fue contundente para el local por 3 a 0.

Olympique de Marsella no encontró el arco de Juan Musso. El ex guardameta de Racing prácticamente no transpiró mientras que el verdadero ejercicio lo hicieron el resto de sus compañeros que tuvieron una noche mágica en Bérgamo para que Atalanta saque boleto rumbo a Dublin.

El dueño de casa borró por completo a los de Jean-Louis Gasset. Durante el primer tiempo hubo un claro dominio absoluto de la escuadra local que a los 5 minutos asustó con una arremetida de Teun Koopmeiners que Charles De Ketelaere remató contra el palo derecho de Paul López.

Atalanta iba por todo y el caño volvía a salvar al Marsella ya que, cuando iban 23 de la etapa inicial, Gianluca Scamacca reventó el travesaño. En el rebote la pelota le quedó servida al belga De Ketelaere que probó con un frentazo y encontró la respuesta de Pau López nuevamente.

El 1 a 0 llegó antes de la media hora inicial en una gran jugada que inicio De Ketelaere y abrió la cancha hacia la izquierda para Ademola Lookman. El inglés recortó, desequilibró en una gambeta a Geoffrey Kondogbia, y sacudió con un derechazo para inflar las redes rivales.

Los Oróbicos no amainaron el ritmo. De Ketelaere pudo ampliar antes del entretiempo pero eligió la personal y Scamacca se lo recriminó a más no poder. Sin embargo, el premio se dio en el inicio de la complementaria cuando Matteo Ruggeri tiró una pared con Lookman y la clavó del ángulo superior izquierdo de Pau López.

En la última jugada del partido se sentenció la historia por completo con una goleada apoteósica. Mientras los fuegos artificiales hacían lo suyo, El Bilal Touré hizo una gran jugada rápida por izquierda y puso cifras definitivas.

Marsella intentó reaccionar pero ya era tarde porque su rival había jugado un partido épico, maravilloso e imborrable. Atalanta goleó 3 a 0 en Italia, dejó atrás el 2 a 2 de la ida en Francia, y se metió en la final de la Europa League.

Foto: Photo by MARCO BERTORELLO/AFP via Getty Images

Acerca de Marcelo Patroncini 17327 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*