Argentina cerró su gira sin Messi pero con otro triunfo: cómodo 2-0 sobre Indonesia

La Selección Argentina se impuso por 2 a 0 en Yakarta con los goles de dos Campeones del Mundo, Leandro Paredes y Cristian Romero. La Albiceleste dominó sin sobresaltos ante un rival que estuvo cerca de anotar.

Argentina, sin Lionel Messi desafectado de la convocatoria, dominó el partido desde el principio y buscó claridad en las inmediaciones del área con Gio Lo Celso armando una ofensiva compuesta por Nicolás González, Julián Álvarez y Facundo Buonanotte.

Justamente fue Nicolás González quien tuvo la primera, rebotada por el arquero indonesio, y Julián Álvarez no pudo corregir en segunda acción.

Argentina merodeaba con peligro y Facundo Buonanotte, de Brighton, quedó al borde de convertir tras eludir al arquero Ari Sutaryadi: Baggott salvó sobre la línea y Julián no pudo en segunda instancia.  

La Albiceleste estaba cerca pero no podía dar la estocada final, sin embargo todo cambió cuando Leandro Paredes rompió el partido con un tremendo remate de larga distancia que dejó estéril el intento de reacción del uno local.

Ganaba bien Argentina, que de inmediato se apoyó en Dibu Martínez para salvar el intento de Jenner.

Ya en el complemento Emiliano Martínez volvió a responder para Argentina, esta vez reaccionando ante el cabezazo de Pattynama.

Indonesia se animaba, pero Argentina liquidaría en apenas diez minutos con el tiro de esquina ejecutado por Lo Celso que Cristiano Romero conectó con perfecto cabezazo al 2-0.

El partido perdió fuerza tras el segundo gol argentino, la Albiceleste buscó renovar ofensiva con el ingreso de Garnacho, pero más allá de algunas situaciones aisladas, le resultado no sufrió más modificaciones.

Cuatro amistosos en 2023, cuatro triunfos de la Selección Argentina. Scaloni prueba variantes y la Albiceleste mantiene su sello: intensidad, juego asociado y, sobre todo, una mentalidad ganadora.

Acerca de Nicolás Ziccardi 8260 Articles
El fútbol a sol y sombra. Nostálgico de los grandísimos artistas que brillan con el balón. Maradoniano. Corriendo siempre detrás de la pelota.