ALDOSIVI 2 (4) – BOCA 2 (2): VERANOS ANTI-GIGANTES

Aldosivi resurgió de las cenizas y revirtió un partido complicado ante Boca en el José María Minella. El Xeneize ganaba por dos goles de diferencia pero el Tiburón se lo empató con una ráfaga de siete minutos y lo ganó en la definición por penales. Y no es la primera vez que los marplatenses derriban a un gigante del Fútbol Argentino en Verano: el año pasado venció a River por 3 a 1. Una pesadilla para los grandes.

La presión de los dirigidos por Gustavo Álvarez chocó contra la calidad de jugadores de los porteños con los debuts de Ramón Ábila y Carlos Tévez. En el único momento que el local se desarmó apareció la velocidad de los hombres de Guillermo para la apertura del marcador: despeje de la defensa, pase de cabeza de Carlitos, asistencia de Cristian Espinoza por la derecha y definición en soledad de Cristian Pavón. Del azul y oro sólo se vieron algunas jugadas de buen armado y alguna situación de Wanchope por arriba del travesaño. El dueño de casa tuvo la suya con un remate por encima del arquero de Fernando Telechea pero salvado por Emmanuel Más en la línea. Pavón y Nahitan Nández mostraron un gran juego y fueron los mejores del primer tiempo.

Todo parecía que se inclinaba para el lado del equipo del Mellizo cuando Ábila definía de zurda dentro del área tras algunos rebotes. Un 2-0 que a esa altura era inalcanzable para los muchachos de Álvarez. Pero lo lindo del fútbol es que no tiene lógica y Arnaldo González clavó un golazo de tiro libre al ángulo para demostrar que el Tiburón estaba vivo. Encima, cuatro minutos más tarde, Cristian Chávez se lució con un sablazo cruzado para un impensado empate en el Minella. La visita tomó el protagonismo aunque nunca le encontró la vuelta al encuentro después de la igualdad. El destino llevó al duelo a los penales y el elenco verde y amarillo salió victorioso con un 4 a 2 por los goles propios (Arnaldo González, Telechea, Yeri y Orfano, falló Medina) y los fallos de Pavón y Walter Bou.

Otro verano más que Aldosivi se viste de verdugo para los grandes. Primero fue River y ahora se comió a Boca en la definición desde el punto penal. La Copa se quedó en casa y el Tiburón levanta el ánimo para su gran objetivo en el Nacional B: el Ascenso. Al Xeneize aún le resta el partido ante los Millonarios del domingo y después pondrá la cabeza para el enfrentamiento ante Colón por la Superliga.

Acerca de Francisco Alí 13764 Articles
Nació un día después del gol del Diego a los ingleses pero llegó justo para el postre contra Alemania Federal. El fútbol es su vida. Escribe de la misma manera que juega: excelente. Por eso es crack. Los Piojos y Atlético Madrid son su debilidad. En 2005 fundó esta locura llamada Vermouth Deportivo.
Contacto: Sitio web